Usted está aquí: Inicio / Servicios / Cultura / Paseo de la Fama

Paseo de la Fama

Reconocimiento a nuestros vecinos y nuestras vecinas ilustres

En la arquitectura, en el cine, el teatro y la música, en el deporte... Nuestra ciudad cuenta con muchísimos vecinos y vecinas que, a lo largo de la historia, han destacado por su esfuerzo y éxitos en diferentes sectores, llevando el nombre de Parla con orgullo. A todas ellas y ellos queremos rendirles homenaje dedicándoles un espacio en el Paseo de la Fama de Parla. 

El Paseo está situado en el Bulevar Sur, entre las rotondas de la Comisaría de Policía Nacional y la del Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Se inaugura ahora rindiendo homenaje a la figura de Bartolomé Hurtado y, progresivamente, incorporará otros muchos nombres que serán escogidos contando con la participación ciudadana. 


Bartolomé Hurtado García 

(Parla, 4 de abril de 1620 - 26 de septiembre de 1698)

Fue maestro de obras y arquitecto español durante los reinados de Felipe IV y de Carlos II. 

Sus padres fueron Bartolomé Hurtado Crespo y María García de Cubas, naturales de Parla; y tuvo dos hermanos, José Hurtado García, que también fue arquitecto, y María Hurtado García, que se casó con otro arquitecto, Juan de Ledesma. En 1644, Bartolomé se casó con María Beloso, hija del aparejador real Juan Beloso. Tuvieron nueve hijos.

Desarrolló su carrera profesional en Madrid, donde en 1657 fue elegido alarife de la Villa. Pocos años después, en 1661, fue nombrado Aparejador Real; y, al año siguiente, Maestro de Obras de la Casa de la Villa. Fue en 1667 cuando obtuvo su mayor reconocimiento profesional al alcanzar el título de Aparejador Mayor y Primero de obras Reales.

En todos estos importantes puestos intervino en el trazado, construcción y reparación de numerosas obras de la Corte, desde casas para las familias de la nobleza a espacios eclesiásticos, arquitectura civil municipal y hasta Palacios y Sitios Reales como El Pardo o El Alcázar de Madrid. Junto a éstos, otras construcciones y rehabilitaciones que debemos al ilustre arquitecto parleño son:

  • Monasterio de El Escorial.
  • Iglesia de Nuestra Señora de Gracia en Madrid.
  • Convento del Sacramento.
  • La Cárcel de Corte de Madrid (Palacio de Santa Cruz).
  • El Corral del Príncipe.
  • El Corral de la Cruz.
  • El Palacio del Duque de Uceda,
  • Casas de la Marquesa de Cusano.

En Parla, su ciudad, su trabajo fue visible en su Casa de Recreo, la desaparecida torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y, sobre todo, la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, uno de los edificios del patrimonio arquitectónico histórico más importante de la ciudad, y casa de la Patrona de la ciudad, Nuestra Señora de la Soledad, a cuya Hermandad, Hurtado dedicó también gran parte de su vida.