El alcalde, José María Fraile, asegura que el servicio a los vecinos está garantizado