El propietario de García-Rivera Ópticos, Javier Campoy, ha afirmado que “el detalle que ponemos en los escaparates es sólo una muestra del mimo que dedicamos a nuestros clientes”