Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

El tiempo en Parla

HOY

Nubes altas

17

MAX:17º

MIN:5º

Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento inicia una nueva campaña de concienciación para que los ciudadanos recojan los excrementos caninos de sus mascotas

El Ayuntamiento inicia una nueva campaña de concienciación para que los ciudadanos recojan los excrementos caninos de sus mascotas

Policía Local intensificará la vigilancia y las sanciones para aquellos que no cumplan la Ordenanza de Protección Ambiental.

19/01/2018
El Ayuntamiento inicia una nueva campaña de concienciación para que los ciudadanos recojan los excrementos caninos de sus mascotas

Los agentes prestarán especial atención a zonas de uso peatonal, interbloques, parques y jardines

En Parla, los propietarios de perros deben impedir que sus mascotas depositen sus excrementos en cualquier zona de la vía pública y, en caso de que ocurriera, están obligados a recogerlos. Lo dice el artículo 152 de la Ordenanza Municipal de Protección Ambiental, refrendado por otras normativas municipales. Sin embargo, las quejas por esta problemática se siguen produciendo, por lo que el Ayuntamiento ha puesto en marcha una nueva campaña de concienciación cuyo objetivo es único, “que, de una vez por todas, los vecinos se conciencien de que deben ser cívicos a la hora de controlar los excrementos y los orines de sus mascotas”, en palabras del alcalde, Luis Martínez Hervás.

Mantener limpias las zonas públicas, tarea de todos

“Debemos concienciarnos de que mantener limpias las calles, parques y zonas públicas de la ciudad es tarea de todos. Los excrementos caninos ocasionan molestias y representan un riesgo importante para la salud y la integridad física de los ciudadanos, pudiendo ocasionar caídas”. Es parte de lo que informa el Bando que firma el alcalde y que ya ha sido colocado en los expositores y paneles municipales y en los centros públicos.

El mismo Bando también explica que uno de los principales motivos de esta campaña son “las quejas de los vecinos que padecen a diario los excrementos caninos en las vías públicas”. “Para cualquier ciudadano es evidente. Obviamente, también para mí y para cualquier concejal de mi Gobierno. Paseamos por Parla. Vemos las cacas a las puertas de colegios, los orines en farolas, en señales de tráfico oxidadas, en fachadas de viviendas privadas cuyos propietarios recurren a usar productos tóxicos porque están desesperados”, ha manifestado el alcalde, Luis Martínez Hervás.

El Ayuntamiento repite campaña, como ya hizo en 2016

“Como ya hicimos hace dos años, hacemos una campaña para recordar a los ciudadanos de Parla la obligación que tienen con sus mascotas de recoger los excrementos y hacer diluciones en los orines de los animales en fachadas y aceras. En este periodo se han relajado un poco y por eso relanzamos desde hoy mismo una nueva campaña de concienciación que, desgraciadamente, tiene que ir aparejada de un incremento de las sanciones para que podamos tener una mejor convivencia entre todos”, ha argumentado el alcalde.

Por ello, Luis Martínez Hervás firma el Bando en el que informa: “Las personas que paseen perros por la vía pública y zonas verdes deben impedir que éstos depositen sus excrementos en cualquier lugar y, en el caso de que se produzca, la persona que conduce al animal está obligada a su recogida inmediata, conforme al Artículo 152 de la Ordenanza Municipal de Protección Ambiental, de 7 de marzo de 2013”.

La normativa municipal obliga a recoger los excrementos

Dice el citado artículo 152, que “los propietarios de animales impedirán la deposición de los excrementos en áreas de tránsito peatonal y en zonas donde expresamente esté prohibido, especialmente en áreas infantiles donde, además, se considera prohibido el acceso. En caso de que ésta se realizase, los responsables de los animales estarán obligados a recogerla.”

Lo refrenda el artículo 24 de otra Ordenanza Municipal, la de Protección Animal, que establece que  “las personas que conduzcan perros y otros animales deberán impedir que éstos depositen sus defecaciones en las aceras, paseos, jardines y, en general, en cualquier lugar dedicado al tránsito de peatones. En todo caso siempre se deberán recoger los excrementos”.

El incumplimiento de esta obligación supone multas de hasta 750 euros

En el caso del citado artículo 152, su incumplimiento es considerado una infracción leve que conlleva una sanción de hasta 750 euros. De ello también informa el Bando porque a partir de este lunes 22 de enero, Policía Local volverá a intensificar la vigilancia para imponer sanciones a aquellos ciudadanos que infrinjan la citada normativa.

Las cacas de los perros, un problema sanitario, estético, medioambiental y de convivencia

Luis Martínez Hervás ha aclarado que “destinar a nuestros agentes de Policía a perseguir ciudadanos con perros a ver si cumplen con su obligación y recogen sus excrementos es, por desgracia, algo necesario. Porque nos lo piden los vecinos y porque es imprescindible que, de una vez por todas, los dueños de mascotas se conciencien de que dejar que sus perros hagan sus necesidades en la vía pública ocasiona daños sanitarios, medioambientales, estéticos y de convivencia”.

Policía de Barrio y de paisano para vigilar en todos los turnos

Las patrullas de Policía de Barrio y agentes de paisano van a ser los encargados de aumentar la vigilancia sobre aquellos vecinos que permiten que sus perros defequen u orinen en la vía pública y no recogen después sus excrementos. Lo harán en todos los turnos, mañana, tarde y noche, prestando especial atención a las zonas de uso peatonal, interbloques, parques y jardines, y denunciando las infracciones que observen.

En la campaña de concienciación de 2016 se multiplicaron las sanciones

Como ha recordado el alcalde, ya lo hicieron en una anterior campaña de concienciación llevada a cabo por el equipo de Gobierno en el año 2016. El resultado fue que se multiplicó el número de sanciones por no recoger las heces caninas. En el primer trimestre de 2016 se impusieron prácticamente la mitad de multas (unas 60) de las que se habían puesto durante todo el año 2015 (120 sanciones).

En aquella campaña también se impusieron multas a ciudadanos que llevaban a sus perros sueltos o sin bozal; por incumplimiento de la Ley 50/99 de Animales Peligrosos; o por tener al perro sin censar, entre otros artículos de la Ordenanza Municipal de Protección Animal.

“Poner multas no es el objetivo”

En cualquier caso, el alcalde ha aclarado que “poner multas no es el objeto de esta campaña. Lo que más me gustaría es hacer balance dentro de tres meses y poder decir que la Policía no ha tenido que poner ninguna sanción. Eso significaría que todos los vecinos de Parla que tienen perro son ciudadanos responsables. Pero, por desgracia, los precedentes no van en esta línea”.

También se atiende la demanda de los propietarios

Hay que destacar que, paralelamente, el Gobierno local también está atendiendo las demandas de los propietarios de perros. En abril, se cumplirá el primer año de la entrada en vigor de la modificación del Artículo 23 de la Ordenanza Municipal de Protección Animal, que permite que los perros puedan estar sueltos bajo vigilancia de sus cuidadores en horarios y zonas establecidas.

Lugares y horarios para que los perros vayan sueltos

Así, los parques públicos en los que los perros pueden estar sueltos son:

  • Parque de Bartolomé Hurtado, calle Bartolomé Hurtado esquina a Victoria Kent
  • Parque Abogados de Atocha, calle Julio Romero de Torres
  • Parque Dehesa Boyal, Avenida Juan Carlos I
  • Parque de las Comunidades, Avenida Juan Carlos I
  • Parque de Castilla-la Mancha, Avenida de las Lagunas
  • Parque del Universo, Avenida de las Américas

Y los horarios son:

  • Horario de verano, de abril a septiembre, de 20:00 horas de la tarde a 10:00 horas de la mañana
  • Horario de invierno, de octubre a marzo, de 19:00 horas de la tarde a 10:00 horas de la mañana

También es obligatorio recoger los excrementos en las áreas caninas

Además, hay cuatro áreas de esparcimiento canino valladas destinadas a que los perros puedan correr y jugar en su interior sin correa. Se encuentran en la entrada centro del municipio, la calle Colombia (detrás del campo municipal Los Prados), Parque del Universo y en el Parque de la calle Getafe con Villafranca de los Caballeros.

En cualquier caso, el Ayuntamiento recuerda que tanto en los parques como en las áreas de esparcimiento canino también está vigente el artículo 152 de la Ordenanza Municipal de Protección Ambiental, es decir, es obligatorio retirar las deyecciones de los perros y depositarlas en las papeleras o contenedores.

Imágenes
Información adicional