Según el alcalde, el Ayuntamiento ha saldado la deuda de cuatro millones de euros que mantenía con la adjudicataria del servicio