José María Fraile, sobre la compensación por la tasa de incendios