Usted está aquí: Inicio / Servicios / Seguridad ciudadana / Policía local / Consejos / Para evitar ser atracado

Para evitar ser atracado

Cuando va caminando

  • Hágalo por la acera contraria al sentido de circulación y lo más distante posible del bordillo. De esta forma podrá observar los vehículos que se le aproximan, evitando sorpresas por la espalda.
  • Si lleva bolso, llévelo en el lado más próximo al interior de la acera, para evitar tirones.
  • No utilice, si puede evitarlo, lugares solitarios o poco iluminados.
  • Cuando circule por la noche y se sienta seguido, entre en el primer establecimiento público abierto y no dude en llamar a la policía.
  • Manténgase en alerta cuando aparque en garajes subterráneos.
  • En Grandes aglomeraciones, cuidado con las distracciones. Observe a las personas próximas a usted y no pierda el contacto con su bolso o lugar donde lleva el dinero.
  • Cuando se disponga a utilizar los servicios de los cajeros automáticos, observe antes a su alrededor por si hubiese personas sospechosas que podrían apropiarse del dinero obtenido a la menor oportunidad. Si tiene dudas respecto de determinadas personas, no utilice el cajero en ese momento, o diríjase a otro que haya cerca.
  • Preste una especial atención a la entrada o salida de los transportes públicos. Evite las aglomeraciones. Si alguien tropieza con usted compruebe si le han quitado la cartera.

Cuando circula con su vehículo

  • No haga autostop ni recoja a desconocidos con su vehículo.
  • Lleve su dinero en lugar seguro.
  • Procure portar encima la cantidad necesaria, nunca en exceso.
  • Si no puede evitarlo, reparta el dinero en distintos bolsillos.
  • Si se siente perseguido yendo en su coche, toque el claxon constantemente para llamar la atención y diríjase a un Centro policial o lugar concurrido.

En su domicilio

  • Procure que los accesos a su casa reúnan unas mínimas condiciones de seguridad (puertas blindadas, rejas, sistemas de alarma...). Si las ventanas dan a patios interiores, tenga presente que pueden quedar ocultas a la vista de los vecinos y, por tanto, tienen poco riesgo para los ladrones.
  • Instale en su vivienda una puerta blindada. Si su puerta no es blindada, procure que tenga, al menos, dos puntos de cierre, y que no exista hueco entre la puerta y el suelo.
  • Utilice sistemas de protección física en su vivienda.
  • Refuerce la parte de las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos que impidan apalancar.
  • Coloque en su puerta una mirilla panorámica que le permita ver de cuerpo en entero a la persona que llama. Si es posible, instale dentro de su casa un dispositivo para encender la luz del rellano de la escalera.
  • Ponga persianas en todas sus ventanas y balcones y asegúrelas con un cerrojo interior.
  • Coloque rejas en aquellas ventanas de fácil acceso desde el exterior. No deje entre las barras una separación mayor a 12 cm.
  • No olvide que los balcones, aleros, salientes de muros, tuberías, etc., pueden ser trepados con relativa facilidad por los delincuentes. Preste más atención a las ventanas o terrazas próximas a estos puntos.
  • Tenga presente que una mayor eficacia en la seguridad de su vivienda se logra instalando dispositivos electrónicos de alarma. Consulte con algún establecimiento especializado.
  • Atención a la puerta de la azotea y a la del garaje, si su casa comunica directamente con el aparcamiento. Manténgalas siempre cerradas.
  • Proporcione a sus ventanas un cierre eficaz. Si puede, utilice cristal aislante inastillable. Además de ser seguro, le insonorizará su vivienda.
  • Deposite sus objetos de valor en cajas de seguridad.
  • Cierre siempre con llave la puerta de su casa, aunque salga por poco tiempo.
  • Si pierde las llaves, cambie las cerraduras. También si ocupa un domicilio donde anteriormente vivían otras personas.
  • Evite difundir que se ausentará de casa durante el fin de semana o las vacaciones.
  • Durante ausencias largas, pida a algún familiar o amigo que recoja periódicamente el correo del buzón, para evitar que se acumule. Indíquele la forma de localizarle y, si lo estima, facilítele un juego de llaves que sería muy útil en caso de emergencia. No olvide cerrar las llaves de paso de gas, agua y nunca deje productos perecederos fuera del congelador.
  • Si tiene contestador automático, no deje ningún mensaje del que se pueda deducir que estará fuera durante unos días.
  • Guarde fotografías detalladas de sus propiedades más valiosas y si es posible grabe las joyas. Cualquier objeto recuperado por la policía, si es identificado puede ser devuelto a su propietario.
  • Los dvd, ordenadores, televisores, y otros objetos similares llevan un número de serie que permiten su identificación. Conocer solo la marca y el modelo, en muchos casos, no es suficiente.
  • No cierre completamente las persianas cuando se ausente de casa, deja alguna luz encendida o la radio, sin que moleste al vecindario, deje ropa tendida y, si es posible, programe un temporizador que permita apagar y encender luces a determinadas horas. Con estas medidas evitará evidenciar que no hay nadie en el interior.
  • Facilitará su identificación como persona propietaria de objetos robados y su recuperación si tiene un inventario detallado, con números de serie, marcas o modelos e, incluso fotografías de sus objetos valiosos, así como si marca sus objetos con un signo, por ejemplo, su DNI en un lugar poco visible.
  • No ponga nunca indicación de su nombre o dirección en el llavero.
  • Si al llegar a su casa encuentra la puerta forzada o abierta, no entre. Comuníquelo a la policía.

En la Comunidad de vecinos

  • Procure no abrir la entrada principal a personas desconocidas. Si lo hace, pone en peligro la seguridad de los domicilios de toda la comunidad.
  • Pida la identificación al personal de las compañías suministradoras y, si es necesario, compruébela con una llamada a la empresa.
  • Compruebe que la puerta del garaje quede cerrada cuando salga o entre.
  • Si al exterior del edificio se hacen obras, compruebe que no puede accederse a las viviendas mediante andamios o escaleras.
  • Si detecta alguna persona desconocida o sospechosa en los alrededores del inmueble, no dude en llamar a la Policía.