Usted está aquí: Inicio / Servicios / Deportes / Entidades deportivas / Club Karate Mayoral

Club Karate Mayoral

La práctica del karate, enseñado de forma progresiva y debidamente planificado y valorado, conlleva en los niños un sinfín de beneficios. Tanto para niños como para adultos, los principales beneficios del entrenamiento en karate influyen en la salud del cuerpo y de la mente, proporcionando una actitud consciente, reflexiva y respetuosa.
08/02/2017

El karate mejora la coordinación y enseña a los niños a respetar a los demás

Además de lo útil que puede ser como método de defensa personal, el kárate es uno de los deportes más completos física y mentalmente a los que puedes apuntar a tus hijos. Los niños y las niñas se divierten mientras aprenden disciplina, tolerancia, respeto y fomentan su desarrollo óseo y muscular.

Beneficios del kárate para los niños

El karate es un arte marcial que también está considerado como deporte (en 2020 formará parte del Olimpismo), por ello también se puede competir a nivel local, municipal, nacional e internacional. Dichas competiciones proporcionan además a nuestros hijos unos valores y unas relaciones personales con otros competidores que suelen transformarse en amistades que refuerzan sus habilidades sociales y les predisponen a mejorar dichas habilidades.

Por ello, se recomienda que se acuda a clases de karate entre dos y tres veces por semana, con una duración de entre una y dos horas por sesión.

En cuanto a los beneficios de este arte marcial, pueden destacarse, tanto a nivel físico como psíquico, los siguientes:

  1. Mejora la coordinación psicomotriz.
  2. Desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones. 
  3. Descarga energía.
  4. Enseña educación, disciplina y respeto a todo el que nos rodea. 
  5. Favorece el aumento de la concentración.
  6. Favorece la asimilación de conocimientos y el aprendizaje escolar
  7. Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo. 
  8. Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad.
  9. Genera la confianza de los niños en sí mismos. 
  10. Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.
Imágenes