Usted está aquí: Inicio / Noticias / Usuarios de los centros de mayores de Parla y estudiantes del Instituto Elkin Patarroyo cantan juntos en un concierto intergeneracional

Usuarios de los centros de mayores de Parla y estudiantes del Instituto Elkin Patarroyo cantan juntos en un concierto intergeneracional

Es una nueva actividad del proyecto educativo “Lazos que unen generaciones”, premiado por la Comunidad de Madrid.
09/05/2018
Usuarios de los centros de mayores de Parla y estudiantes del Instituto Elkin Patarroyo cantan juntos en un concierto intergeneracional

En el concierto han participado los mayores del grupo de karaoke, usuarios del centro de Día José Luis Sampedro y la rondalla Pulso y Púa Contrastes

Con la música continúan estrechándose los lazos que unen generaciones. Tras compartir juegos tradicionales y la lectura del Quijote en siete idiomas, los estudiantes de la clase extraescolar de Música del Instituto Manuel Elkin Patarroyo han ofrecido un concierto con los mayores del grupo de karaoke del centro Dulce Chacón, usuarios del centro de Día José Luis Sampedro y la rondalla Pulso y Púa contrastes. Todas son actividades de un proyecto pedagógico premiado por la Comunidad de Madrid, “Lazos que unen generaciones”.

“Lazos que unen generaciones” está siendo una oportunidad para que los adolescentes de Parla aprendan a jugar a la rana o a la petanca, sepan qué es una bandurria o enseñen a los mayores cómo suena el Quijote en chino, rumano, portugués y, así, hasta siete lenguas distintas.

Un concierto para aprender y compartir “canciones antiguas”

Lo último, por ahora, ha sido interpretar juntos, adolescentes de 14 años y mayores de hasta más de 80, “una canción bastante antigua, de 1.964”, dice Alba Jaramillo. Es alumna de 2º de la ESO del Patarroyo y de una de las clases extraescolares que ofrece este Instituto, la de Música. Alba ha sido una de las adolescentes participantes en el concierto, que se ha celebrado este martes en el Teatro Jaime Salom.  

Cuando algunos de los mayores del grupo de Karaoke de la Concejalía de Mayores tenían la edad de Alba, aún no se había compuesto “Tres cosas hay en la vida”, una de las canciones que han ofrecido en este recital conjunto. “Con estas canciones es muy divertido porque son antiguas y me gusta la idea de animar a los ancianos que han estado ayudándonos. Es divertido”, apunta Alba.

“Compartir la música con los mayores está muy bien”

Valentín Ndong, también estudiante de 2º de la ESO de 14 años y compañero de Música de Alba, asegura que “compartir la música con los mayores me parece muy bien, así puedo contarles lo que he vivido y lo que me produce la música. La música puede expresar muchas cosas, alegría, tristeza y odio. Para mí es alegría, porque al cantar me siento muy bien”.

Oportunidad única para que los aprendices sepan qué es ser profesional

Es un sentimiento que han compartido todos los participantes en el concierto. También Marta Lobeto y Miguel Ventas, dos de los cinco profesores del Instituto que han colaborado en el recital. Marta es la profesora de Música y asegura que “para mí es una oportunidad única de poder mostrar a mis alumnos lo que significa una actuación en directo; no sólo participar como espectador, que lo hacen habitualmente, sino como miembros activos de un concierto”.

Implicados todos los profesores y alumnos de las tres ramas de Música

“Con la rondalla bailamos y cantamos, con el grupo de Karaoke cantamos y hay dos niñas que cantan solas. Tenemos las tres actividades del aula de música, cantar, tocar y bailar. Es muy enriquecedor, aprenden un montón de cosas”, añade la profesora de Música del IES Manuel Elkin Patarroyo.

También coincide la concejala de Mayores, Marta Varón: “Creemos fundamental la interrelación entre los jóvenes y los mayores. Los beneficios son muchos, tanto para unos como para otros. Pero para los mayores, que son con los que trabajo como su concejala, es la ilusión, sentirse activos, tener una motivación para continuar en su proceso de desarrollo diario y salir de la monotonía”.

“Los mayores son un pilar de la sociedad y tienen muchos valores que transmitir”

“Ellos están agradecidos de que se les tenga en cuenta porque son un pilar muy importante de la sociedad puesto que tienen unos valores muy importantes que tienen que transmitir a la juventud”, ha añadido la edil. Hasta los usuarios del centro de Día José Luis Sampedro se han atrevido a subir a cantar al escenario “Tengo el corazón contento”.

Por su parte, los adolescentes, han cambiado el twerking por el pasodoble, un baile que muchos desconocían. Otros han acompañado a los laúdes y bandurrias de la rondalla Pulso y Púa contrastes con sus flautas dulces. Y tres más se han atrevido a ser los presentadores de una gala que ha contado como público con asociaciones como Promoción de la Mujer la Paz.

Trabajo subvencionado en la convocatoria de proyectos de la Concejalía de Educación

“Lazos que unen generaciones” se está desarrollando a lo largo de este curso con la implicación de todos los profesores y estudiantes del Instituto Manuel Elkin Patarroyo y de los centros de mayores José Luis Sampedro y Dulce Chacón de la Concejalía de Mayores. Cuenta con la colaboración de la Concejalía de Educación, ya que es uno de los trabajos subvencionados en la convocatoria de proyectos educativos.

Primer premio del concurso de dinamización de centros de día de la Comunidad de Madrid

Además de los beneficios de la relación entre jóvenes y mayores, los participantes en el proyecto están recibiendo otras satisfacciones, como fue el recibir el primer premio del Concurso de “Ideas para la Dinamización de la vida cotidiana en Residencias y Centros de Día de la Comunidad de Madrid”.

En el primer trimestre del curso, los alumnos de 3º de la ESO del Patarroyo compartieron juegos tradicionales con los mayores. Los alumnos de 14 y 15 años cambiaron las redes sociales y las consolas por bolos, petanca, diana, rana, billar y cartas, con reglas adaptadas a las condiciones físicas de los participantes más mayores, especialmente de los dependientes.

Preparando el broche de oro del curso

Los centros de mayores y el Instituto preparan ya el broche de oro del proyecto. Será una fiesta de reencuentro que coincidirá con el final del curso, en la que se reunirán todos los alumnos del Manuel Elkin Patarroyo que hayan participado en el proyecto con los mayores del centro de Día José Luis Sampedro y del Dulce Chacón.

 

 

 

Imágenes
Información adicional