Usted está aquí: Inicio / Noticias / Parla trabaja por la integración y la convivencia de las minorías religiosas

Parla trabaja por la integración y la convivencia de las minorías religiosas

Ha sido el motivo principal de su participación en las jornadas de la RECI y las Ciudades Europeas.
15/11/2016
Parla trabaja por la integración y la convivencia de las minorías religiosas

Durante tres días se debatieron, además, distintos aspectos para mejorar la integración y la convivencia intercultural

El Ayuntamiento de Parla, a través del área municipal de Cooperación Internacional y Convivencia Intercultural, ha participado en el undécimo Encuentro de la RECI (Red Española de Ciudades Interculturales). El encuentro se ha celebrado en la Casa de la Paz y los Derechos Humanos de San Sebastian, donde también han tenido lugar las Jornadas de Ciudades Europeas, con el lema “Cómo abordar los prejuicios y colaborar con las minorías religiosas” como tema central. Parla cuenta en el municipio con seis tipos de lugares de culto religioso diferentes, y desde el año pasado mantiene contactos con todas estas comunidades para fomentar su integración y convivencia.

La RECI, una herramienta útil para gestionar la diversidad

Un total de catorce ciudades de nuestro país han asistido a este XI Encuentro de la RECI. En la jornada inaugural se ha destacado el valor de la RECI como herramienta útil para la gestión de la diversidad en las ciudades, como inspiración a la hora de abordar proyectos y fomentar la colaboración entre municipios, y como una oportunidad para el intercambio de experiencias, reconociendo lo local como espacio fundamental para construir la cohesión social.

El vínculo de la RECI con el Consejo de Europa ha generado debates e ideas para identificar políticas, acciones y prácticas a nivel nacional, europeo e internacional, estrechando lazos con otras ciudades. De hecho, el Ayuntamiento de Parla mantiene el acuerdo suscrito con el Consejo de Europa en el 2014 de participación en el Programa Intercultural Cities (ICC), en el que actualmente hay incluidas más de 100 ciudades de toda Europa, comprometidas en políticas locales de integración intercultural.

Jornadas de Ciudades Españolas y Europeas (ICC)

El encuentro contó también con representaciones del Programa de Ciudades Interculturales (ICC) del Consejo de Europa y la Fundación La Caixa. Tras la primera jornada, y durante dos días más, representantes de 27 ciudades europeas y españolas, algunos acompañados por líderes religiosos locales, trataron el que fue el tema central de este encuentro: “Cómo abordar los prejuicios y colaborar con las minorías religiosas”.

Destaca el hecho de que, junto a ciudades europeas, también participaron Tokio (Japón) y Montreal (Canadá), que sumaron sus experiencias sobre cómo gestionar en sus respectivas localidades la diversidad religiosa a las de Bergen (Noruega), Ginebra (Suiza), Vinnytisia (Ucrania), Rotterdam (Holanda), Barcelona (España), además, de la intervención del representante de la Red de Ciudades Interculturales de Marruecos y de la representante de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

Parla cuenta con seis lugares de culto religioso diferentes

La concejala de Cooperación Internacional y Convivencia Intercultural, Marta Varón, ha señalado que la presencia de Parla en estas jornadas europeas estaba “más que justificada”, ya que “el tema central era la diversidad religiosa, y Parla cuenta en el municipio con seis tipos de lugares de culto religioso diferentes: seis iglesias católicas, tres mezquitas, doce iglesias evangélicas, una iglesia ortodoxa, dos salones de Testigos de Jehová y una iglesia mormona”.

Marta Varón ha destacado que “desde el año pasado y durante el presente 2016, el Ayuntamiento de Parla está manteniendo contacto con todas estas comunidades, a fin de contribuir a una gestión positiva de la diversidad religiosa en la ciudad, que fomente la integración y la convivencia”.

La estigmatización por motivos religiosos es contraria a los Derechos Humanos

La concejala de Cooperación Internacional y Convivencia Intercultural ha explicado que “durante los dos días de las jornadas se abordaron distintos aspectos sobre la gestión de la diversidad religiosa, tales como entender las causas y los efectos de los prejuicios y la discriminación hacia grupos religiosos minoritarios, ya que la estigmatización contra las minorías religiosas va en contra de los Derechos Humanos y los valores democráticos de libertad e igualdad de creencias y convicciones”.

Así, se expusieron experiencias para comprender lo que separa las distintas creencias y convicciones y encontrar los lazos comunes; promocionar el diálogo interreligioso y prevenir de la islamofobia; la importancia de la escucha y la necesidad de construir juntos la confianza y convivencia intercultural; fomentar la educación en diversidad religiosa y la formación de los distintos actores locales en cuanto a este tema; los riesgos de los medios de comunicación que amplifican el tema; separar diversidad religiosa de inmigración; igualdad en el acceso sin discriminación a los equipamientos y espacios públicos; y trabajar juntos por el bien común, entre otros aspectos.

Fomentar el respeto a las minorías religiosas

Marta Varón ha detallado que “los distintos ponentes aportaron ejemplos de acciones concretas que habían puesto en funcionamiento en sus respectivas ciudades como la creación de una mesa de diálogo interreligioso e interconviccional, la puesta en marcha de un consejo interconfesional; una mesa de creencias y religiones; jornadas de puertas abiertas de los distintos lugares de culto; una semana anual de las religiones para tratar distintos temas; o rezos compartidos (en una plaza) por distintos grupos religiosos, con participación de laicos y agnósticos por la Paz y la Convivencia”.

También se expusieron otras experiencias  como espacios de culto compartidos entre las distintas asociaciones religiosas; casas de las religiones; lucha contra los prejuicios, la discriminación y los privilegios; agencias de viajes para conocer los lugares de culto existentes en la ciudad; formación para evitar la radicalización de cualquier creencia; investigaciones sobre prejuicios y discriminación en este tema; alfabetización religiosa en los centros educativos; regular normas y/o leyes de lugares de culto; el menú halal en los comedores escolares; gestionar la diversidad de rituales funerarios; equipos profesionales de mediación para la resolución de conflictos; formación de líderes religiosos; revisar y mejorar las condiciones de los lugares de culto, y mantener un diálogo continuo entre políticos y líderes religiosos, por citar algunos ejemplos.

Parla, ejemplo de convivencia e integración

Parla, según datos del Padrón Municipal de Habitantes de fecha 1 de enero de 2016, cuenta con 131.194 habitantes, de los cuales un 24% es de origen extranjero, procedente de 114 países diferentes, lo que justifica sobradamente su presencia en la RECI y el desarrollo de políticas públicas locales proactivas en cuanto a la promoción de la convivencia intercultural y la prevención del racismo y la xenofobia.

Concretamente, la población de origen extranjero es de 30.967 personas procedentes de distintas zonas del mundo: 29,51% de la Unión Europea; 19,75% de África Mediterránea; 18,34% de América del Sur; 15,17% de Asia; 9,55% del resto de África; 3,94% de Europa No Comunitaria; 3,41% de Centroamérica y El Caribe, y el 0,32% restante de otros lugares.

Imágenes
Información adicional