Usted está aquí: Inicio / Noticias / Parla negocia con Cofely para evitar que la ciudad se quede sin luz por una deuda de diez millones de euros del anterior equipo de Gobierno

Parla negocia con Cofely para evitar que la ciudad se quede sin luz por una deuda de diez millones de euros del anterior equipo de Gobierno

El Ayuntamiento está en contacto constante con la compañía para intentar llegar a un acuerdo en los próximos días.
09/07/2015
Parla negocia con Cofely para evitar que la ciudad se quede sin luz por una deuda de diez millones de euros del anterior equipo de Gobierno

El Ayuntamiento de Parla está trabajando para evitar un corte de luz

El nuevo equipo de Gobierno de Parla se ha encontrado en los cajones del Ayuntamiento una deuda no reconocida de unos diez millones de euros con la empresa de eficiencia energética Cofely SA, quien ha solicitado la suspensión del contrato, lo que supondría que se cortara el suministro de luz de la ciudad el próximo lunes. Ante esta situación, el Consistorio está manteniendo negociaciones constantes con Cofely para llegar a un acuerdo y evitar que se produzca este grave perjuicio para el municipio.

El 28 de junio de 2013, el anterior equipo de Gobierno de Parla adjudicó a Cofely SA un contrato de más de 66 millones de euros, para que gestionara el servicio del alumbrado público durante quince años.

El exalcalde socialista José María Fraile fue detenido el 27 de octubre de 2014 en el marco de la Operación Púnica, donde también fueron detenidos algunos ya ex directivos de Cofely, y desde entonces, durante ochos meses, los responsables del anterior equipo de Gobierno no firmaron ni una sola factura por el servicio de "suministro, servicios energéticos y mantenimiento" del alumbrado que Cofely ofrece en la ciudad.

Esto ha provocado que Cofely haya reclamado una deuda de unos diez millones de euros: más de cinco millones y medio en facturas no reconocidas; más de tres millones de euros entre facturas que se llevó la Guardia Civil durante la operación e incrementos en infraestructuras no contempladas en el plan inicial (que están sin contabilizar); y sólo 819.572,51 euros de deuda reconocida oficialmente por el Ayuntamiento.

Ultimátum de Cofely el 8 de junio

El resultado ha sido que Cofely, después de las elecciones en las que se confirmó la derrota electoral del PSOE, mandó un ultimátum por escrito a la Junta de Gobierno Local de Parla, que entró por registro en el Ayuntamiento el pasado 8 de junio.

En él solicitaban la "suspensión, resolución y liquidación del contrato de suministro, servicios energéticos y mantenimiento con garantía total de las instalaciones en el centro consumidor de energía integrado por los edificios e inmuebles municipales, alumbrado público y señales semafóricas reguladoras de la circulación del Ayuntamiento de Parla".

El motivo para pedir la suspensión era "el reiterado incumplimiento por parte del Ayuntamiento de sus obligaciones de pago establecidas en el contrato" y otorgaban al Consistorio el plazo de un mes "exigido por la legislación vigente" para proceder a suspender el contrato.


La deuda con Cofely (que actúa como intermediario a través de un plan de ahorro de gasto energético) ha llevado, a su vez, a que ésta no pague al suministrador, Iberdrola, quien ha comunicado al Ayuntamiento de Parla que el próximo lunes 13 de julio procederá a cortar la luz si la situación no se soluciona.

Trabajo ingente del Ayuntamiento

Ante esta tesitura, el nuevo equipo de Gobierno está manteniendo reuniones y negociaciones constantes con Cofely para llegar a un acuerdo que evite la suspensión del contrato y el corte del suministro en la ciudad.

"Estamos desarrollando un trabajo ingente para reconocer a Cofely las facturas que previamente nadie había querido firmar en los últimos ocho meses para haber puesto solución a lo que ahora se ha convertido en un problema muy grave", ha transmitido el concejal de Hacienda, José Manuel Zarzoso, quien ha recordado que estos diez millones de euros "ni siquiera estaban incluidos en la cifra de deuda que se había dado, porque las facturas no estaban reconocidas".

"Sacar a Parla de la UVI"

Por su parte, el alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, ha querido mandar a los vecinos un mensaje de "tranquilidad". "Esta deuda con Cofely ha sido otra de las sorpresas desagradables que nos ha dejado el Gobierno anterior, ya que en algunos aspectos la situación municipal es todavía más grave de lo que se había publicado”, ha asegurado el regidor.


Médico de profesión, Hervás ha reconocido que Parla ahora mismo está "en la UVI", pero que su trabajo está consistiendo en "estabilizarla, conseguir que vuelva a ser autónoma, garantizar todos los servicios públicos, y lograr que Parla vuelva a ser un Ayuntamiento serio, austero y en perfecto orden con la Ley".


Información adicional