Usted está aquí: Inicio / Noticias / Parla detiene los surtidores de sus fuentes, que llevaban cuatro meses sin limpiarse

Parla detiene los surtidores de sus fuentes, que llevaban cuatro meses sin limpiarse

María Jesús Fúnez: “Hemos decidido cortar el suministro para vaciarlas y limpiarlas por la salubridad de nuestros vecinos”.
02/07/2015
Parla detiene los surtidores de sus fuentes, que llevaban cuatro meses sin limpiarse

Las fuentes están siendo limpiadas por trabajadores municipales

El Ayuntamiento de Parla ha decidido detener los surtidores de todas las fuentes del municipio, ya que llevaban cuatro meses sin realizarse las labores de limpieza de sus aguas por la falta de pago del anterior equipo de Gobierno a la empresa concesionaria, por lo que el Consistorio ha procedido a su vaciado y ha iniciado su desinfección para preservar la salud de sus vecinos.

El Ayuntamiento ha parado los géiseres de las alrededor de 40 fuentes ornamentales con las que cuenta el municipio, ya que el anterior equipo de Gobierno socialista había dejado de pagar las facturas a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento, la cual incurrió en una dejación de funciones y llevaba sin realizar las labores de limpieza pertinentes desde hace aproximadamente cuatro meses.

Operarios municipales realizan la limpieza

La concejala de Medio Ambiente, María Jesús Fúnez, ha explicado que las aguas estaban adoptando un color “que no era natural ni saludable”, por lo que el Ayuntamiento decidió realizar una analítica.

“A consecuencia de los resultados se ha decidido cortar las fuentes. Se ha procedido a vaciar y a limpiar por parte del personal municipal, puesto que el servicio no lo va a realizar ninguna empresa. Estamos limpiando y realizando el tratamiento efectivo de aguas, porque para nosotros lo más importante es la salubridad de los vecinos, y es mejor esperar a que las aguas tengan las mejores condiciones para poner las fuentes de nuevo en marcha”, ha argumentado.

Evitar riesgo de legionelosis

El Ayuntamiento de Parla ha tomado esta decisión porque cuenta con informes técnicos sanitarios que indican que, de no aplicar estas medidas, se habría provocado un riesgo de contagio de legionelosis entre los ciudadanos.

Según un informe, no se estaban cumpliendo las medidas preventivas basadas en la aplicación de “dos principios fundamentales: primero, la eliminación o reducción de zonas sucias mediante un buen diseño y el mantenimiento de las instalaciones y, segundo, evitando las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación de legionela, mediante el control de la temperatura del agua y la desinfección continua de la misma”.

Ante estos incumplimientos, el Ayuntamiento de Parla ha rescindido el contrato con la empresa concesionaria. El nuevo equipo de Gobierno pide disculpas a sus vecinos por las molestias que estas labores puedan ocasionarles y les transmite que se está trabajando para solucionar el problema de limpieza lo antes posible e instaurar las condiciones adecuadas para que nunca vuelva a reproducirse.

Información adicional