Usted está aquí: Inicio / Noticias / Nueva concentración del Ayuntamiento en repulsa por el asesinato de una mujer de 54 años, en Murcia, a manos de su marido.

Nueva concentración del Ayuntamiento en repulsa por el asesinato de una mujer de 54 años, en Murcia, a manos de su marido.

La concejalía de la Mujer ha convocado una nueva concentración en repulsa por un nuevo asesinato de violencia de género. Se trata de una mujer de 54 años, María Dolores C.S., a la que su marido, José Vicente M.H., de 64, asestó dos puñaladas durante una discusión mientras viajaban por la autovía Cartagena-Murcia, camino de su domicilio, en la urbanización de Altorreal, en Molina del Segura.
23/01/2008

La mujer nunca había recurrido a las autoridades para denunciar presuntas agresiones de su marido, quién confesó el crimen y reconoció que la relación con su esposa "era mala", según dijeron a Efe fuentes policiales. Las mismas fuentes aseguran que el arma homicida fue un puñal que el agresor tenía desde hace tiempo como elemento decorativo y la víctima resultó herida en el homoplato izquierdo y en el corazón, lo que le produjo la muerte.

La responsable de la Unidad de Coordinación Contra la Violencia de Genéro de la Delegación del Gobierno de Murcia, Paqui Munuera, ha adelantado que la familia que ha sufrido la trafedia era "muy normalizada y pudiente", aunque afirmó que el marido, en un ingreso hospitalario anterior "denunció que la mujer no lo había acompañado al hospital, como que lo había abandonado, porque ella supuestamente quería separarse y esto podría ser utilizado por los abogados de comenzar el proceso".

No obstante, esta denuncia fue "por cuestiones ajenas al maltrato", según la directora del Instituto de la Mujer de Murcia, María Teresa Moreno, quién señaló que el caso "es una clara muestra del machismo por violencia de género".

Además, de manifestar la enérgica repulsa contra la violencia contra las mujeres, la corporación municipal se comprometió a apoyar a las organizaciones sociales que defienden la igualad y específicamente a las mujeres que trabajan con víctimas de la violencia de género; continuar poniendo en marcha programas educativos y campañas donde los hombres sean una herramienta más para erradicar esta violencia e impulsará programas específicos para abordar la situación de las mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad en la ciudad; colaborar con la Comunidad de Madrid y el Gobierno central para poner a disposición de las mujeres víctimas todos los recursos que necesiten, al tiempo que solicitar a ambas administraciones que aumenten las partidas que transfieren a las corporaciones locales para aumentar las actuaciones contra la violencia de género, en desarrollo de las actuaciones recogidas en la ley 3/2004.

Entre los acuerdos, también se encuentra pedir al gobierno regional que promueva planes de igualdad en los centros educativos y que se contemple la violencia de género como un problema grave de Salud Pública dentro de los Planes de Salud de la Comunidad de Madrid.



Imágenes