Usted está aquí: Inicio / Noticias / Niños de los colegios de Parla y personas discapacitadas del Centro Ocupacional sueltan semillas en bolas de arcilla para reforestar La Cantueña y el Arroyo Humanejos

Niños de los colegios de Parla y personas discapacitadas del Centro Ocupacional sueltan semillas en bolas de arcilla para reforestar La Cantueña y el Arroyo Humanejos

El proyecto se llama Nendo Dango y se distribuirán 125 kilos de semillas de pradera mediterránea.
10/10/2017
Niños de los colegios de Parla y personas discapacitadas del Centro Ocupacional sueltan semillas en bolas de arcilla para reforestar La Cantueña y el Arroyo Humanejos

Niños y niñas de cinco años de 3º de Educación Infantil del Colegio Público José Hierro han sido los primeros en participar este curso en el programa.

Los niños y niñas de cinco años que cursan 3º de Educación Infantil en el Colegio Público José Hierro han sido los primeros este curso en participar en un proyecto medioambiental del Ayuntamiento de Parla que servirá para seguir reforestando los entornos naturales del Arroyo Humanejos y el Cerro de la Cantueña. Se trata de fabricar bolas de arcilla con semillas en su interior, para lo que han contado con unos “profes” muy especiales, los usuarios de jardinería del Centro Ocupacional Villa de Parla.

Los coles pueden hacer Nendo Dango todo el curso en el Centro Ocupacional

El proyecto se llama Nendo Dango y desde la Concejalía de Sostenibilidad y Medio Ambiente “lo probamos la pasada primavera de forma experimental, en el último trimestre del curso pasado, con alumnos de Educación Infantil de los colegios públicos Ciudad de Parla y José Hierro y estudiantes de ESO del colegio Torrente Ballester”, ha explicado la concejala del área, María Jesús Fúnez.

“Tuvo muy buena aceptación y, por ello, lo hemos retomado este curso y lo ofrecemos a todos los centros educativos para que los niños tengan la oportunidad de tener un contacto más directo, en primera persona, con la naturaleza”, ha continuado la edil.

El Ayuntamiento tiene preparados 125 kilos de semillas

Así, este curso 2017-2018 el programa ya está incluido en la Guía educativa de recursos municipales al alcance de todos los centros educativos del municipio que quieran realizar la actividad. Para ello, la Concejalía cuenta con 125 kilos de semillas de pradera mediterránea que servirán para la fabricación de bolas de arcilla en 50 sesiones con escolares de Parla de los colegios públicos Antonio Machado y Gerardo Diego y el colegio concertado Torrente Ballester.

Los primeros este curso han sido los alumnos y alumnas de una de las aulas de 3º de Educación Infantil del Colegio Público José Hierro. Han pasado una mañana en el Centro Ocupacional Villa de Parla, ya que son los usuarios de éste, discapacitados psíquicos alumnos de jardinería, los encargados de enseñar a los pequeños a fabricar las bolas de semillas.

Nendo Dango es una técnica creada en Japón hace 70 años

Nendo Dango, literalmente “bola de arcilla” en japonés, es una técnica de la llamada “agricultura natural”, ideada hace 70 años por el agricultor, biólogo y filósofo nipón Masanobu Fukuoka. Consiste en unir varias semillas con mantillo y envolverlas en una capa de arcilla. Esa mezcla se humedece para hacerla moldeable y formar bolitas.

Las bombas de semillas fabricadas se esparcirán hasta diciembre

“Son bombas de semillas para echarlas en la plantación del Humanejos. Las hacemos con arcilla, con tierra de hidratos y con pimentón, que lo echamos para que las ovejas no se coman las bolas. Mezclamos todo, echamos agua, hacemos bolitas y las dejamos que se sequen en el invernadero”, ha detallado Manolo Expósito, uno de los usuarios del Centro Ocupacional.

Y es que, una vez fabricadas y dado que en su interior las bolas de arcilla guardan la humedad durante mucho tiempo, se guardan en espuertas en el Centro Ocupacional hasta que el barro está seco. Cuando esto sucede y aprovechando una época climatológica adecuada, especialmente otoño o primavera en que las lluvias son más frecuentes, se lanzan al campo, sin necesidad de realizar agujeros en la tierra.

Gracias a las condiciones meteorológicas adecuadas y a esa humedad que guarda la mezcla de semillas gracias a su envoltura de arcilla, esta técnica permite que las plantas germinen y, además, se consigue mejorar la calidad del suelo. Y mientras esto sucede, las semillas están protegidas de aves, roedores y otros animales.

El proyecto tiene objetivos pedagógicos y medioambientales

La sesión que han realizado los alumnos del José Hierro guiados por los chicos y chicas del Centro Ocupacional es la primera del medio centenar previstas por la Concejalía. Según ha afirmado María Jesús Fúnez, “el proyecto tiene una doble función: por un lado pedagógica, ofrecer a los centros este recurso y dar al niño esa oportunidad de tener un contacto directo con la naturaleza; y por otro lado tiene una función medioambiental, la de continuar la reforestación de los entornos del Arroyo Humanejos y la Cantueña”.

La suelta de bolas de semillas convivirá con la plantación de 500 árboles más

“Los niños están colaborando con la creación de ese entorno que en un futuro van a ser ellos, como adultos, los que lo disfruten. Pero es importante concienciarles desde pequeños de la importancia no sólo de cuidar la naturaleza, sino de contribuir a mejorarla e incluso, a crearla”, ha añadido la edil de Sostenibilidad. 

Las sesiones de Nendo Dango van a continuar durante todo el otoño y van a convivir, entre el 16 de octubre y el 5 de diciembre, con una nueva fase de reforestación en los entornos naturales del Arroyo Humanejos y el Cerro de la Cantueña. En la reforestación participarán los estudiantes de 4º, 5º y 6º de Primaria de los colegios Antonio Machado y Gerado Diego; los alumnos de 1º y 2º de la ESO del colegio concertado Torrente Ballester y los escolares del centro de educación especial María Montessori. Y, de nuevo, serán los usuarios del Centro Ocupacional los encargados de guiar en las tareas de plantación.

“Sin los chicos y chicas del Centro Ocupacional sería muy difícil”

El curso pasado, el Ayuntamiento plantó cerca de 800 árboles y este otoño, tiene preparados medio millar de ejemplares más. En la plantación, la Concejalía volverá a contar con la ayuda  de niños, mayores, asociaciones y usuarios del Centro Ocupacional, “sin su colaboración sería muy difícil. Es importante la función de los niños, pero también la continuada labor que están haciendo los chicos y chicas del Centro Ocupacional que en todo momento están dispuestos a ayudar a estos niños a llevar a cabo estos proyectos”, ha afirmado la concejala.

Entre estos chicos, todos discapacitados psíquicos, se encuentra David Saiz, que lleva más de 20 años en el Centro. “Estuve en el centro María Montessori, en garantía social y haciendo las prácticas. Llegué con 18 y luego 19 y voy camino de los 41 en enero, así que llevo casi 22 años metido aquí. Siempre he estado en jardinería, es lo que más me gusta, te mueves más, haces más ejercicio y sales a trabajar fuera con los chavales y todo muy bien”, ha contado David.

Los más pequeños, encantados haciendo bolitas

Entre los pequeños chavales se encuentra Samuel Unai Páramo. Tiene cinco años y ha ido al Centro Ocupacional “con sus amigos del cole José Hierro a hacer bombas de semillas. Para Samuel, la actividad ha sido “muy fácil y lo que más me gusta es hacer bolitas, porque es muy divertido”; aunque lo que él quiere es “ser de mayor, policía”.

Además de las bolas con 125 de semillas y 500 árboles, el Ayuntamiento va a plantar alrededor de 2.500 plantas cedidas por el Parque de Guadarrama, para lo que también se ha contado con la colaboración del Centro Ocupacional Villa de Parla y sus alumnos de jardinería.

Y es que las plantas, que llegaron al Ayuntamiento el año pasado, eran muy pequeñas. Los usuarios del Centro se han encargado de trasplantarlas y mantenerlas creciendo en su vivero para poder ser plantadas este otoño en que han alcanzado un mejor tamaño. Entre las especies hay jaras, retamas, rosal silvestre o majuelos.

Ya son casi 8.000 árboles y arbustos en el Humanejos

La pasada primavera el Ayuntamiento de Parla finalizó una nueva plantación de árboles y arbustos en el Arroyo Humanejos. Se trató de la tercera fase de reforestación, tras las ejecutadas en febrero y octubre de 2016, y con ella ya son más de 7.500 plantas en este paraje natural. De forma paralela, en La Cantueña se plantaron 250 árboles en una primera fase. Ahora, con estas nuevas plantaciones siguen creciendo las cifras en el Humanejos y la Cantueña para convertir ambas zonas en un pulmón verde para Parla.

Imágenes
Información adicional