La primera teniente de alcalde acusa a la Comunidad de irresponsabilidad