Usted está aquí: Inicio / Noticias / Las mujeres de Castilla León, ocupan por un día los asientos del Pleno de Parla

Las mujeres de Castilla León, ocupan por un día los asientos del Pleno de Parla

Más de un centenar de personas asistieron este sábado a la tradicional celebración de la festividad de las Águedas, una tradición por la que cada año una mujer se convierte en alcaldesa de la ciudad por un día. En esta ocasión, el alcalde de Parla, José María Fraile, entregó el bastón de mando a Aurelia Marugán, ‘Auri’, una de las socias de la Casa de Castilla León que ostentará el cargo simbólico de alcaldesa de Parla hasta la próxima celebración de las Águedas.
06/02/2012

Amigos, autoridades y miembros de la corporación local, se reunieron en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Parla para asistir a la toma de posesión de la nueva alcaldesa. En esta ocasión, los escaños locales estuvieron ocupados por las socias de la Casa Regional, que ataviadas con los trajes típicos de Castilla León ofrecieron una imagen muy distinta de la que habitualmente se observa en el hemiciclo parleño.

El regidor de Parla felicitó a los castellano leoneses por el gran trabajo que desempeñan cada día en la ciudad y destacó la importancia de esta celebración “en la que se pone de manifiesto además del componente cultural, la simbología en la que se representa el traspaso del poder de manos de los hombres a las mujeres”. El regidor recordó que los avances de la mujer en la sociedad “son notables pero todavía son insuficientes para poder sentirnos satisfechos”. José María Fraile aminó los presentes a seguir por ese camino ya que “aún nos queda mucho por hacer, por eso continuaremos trabajando por esos aspectos que entendemos son fundamentales como son la educación, el empleo digno, la conciliación de la vida laboral y familiar, o la lucha contra la lacra que representa la violencia de género”.

La celebración se extendió durante toda la jornada del sábado. Tras la toma de posesión de la nueva alcaldesa la comitiva se trasladó en procesión por las calles de Parla hasta la iglesia de Nuestra Señora de La Paz. Tras la celebración de la misa, las autoridades locales y los socios de la Casa Regional celebraron la tradicional comida de Hermandad para ya por la tarde, dar lectura al testamento de Don Perico Pelele. Los castellano leoneses terminaron la jornada con una chocolatada preparada por los maridos de las socias de la casa.

Imágenes