Usted está aquí: Inicio / Noticias / La Casa de la Juventud pone a disposición de los ciclistas un espacio para la auto-reparación de bicicletas

La Casa de la Juventud pone a disposición de los ciclistas un espacio para la auto-reparación de bicicletas

El único requisito para poder usarlo es tener el carné de la Casa de la Juventud, que se hace de forma gratuita y en el momento.
01/08/2013

Los aficionados al mundo de las dos ruedas cuentan en la Casa de la Juventud con un sitio destinado a la auto-reparación de sus bicicletas. Es una sala en la que los usuarios pueden poner a punto la bici, dado que en muchos domicilios no se dispone del sitio o de las herramientas necesarias para poder hacerlo.

El taller de bicis cuenta con dos caballetes grandes para facilitar cualquier tipo de reparación manual o mecánica, herramientas básicas para ajustes y algunas más específicas, como tronchacadenas, llave de radios, extractores de bielas, extractor de cassette, llaves de conos y dirección, desengrasantes, aceites y lubricantes.

Para hacer uso de esta sala, que es gratuita, sólo es necesario tener el carné de la Casa de la Juventud. Conseguir el carné no tiene coste alguno y se hace en el momento, en horario de atención al público. Hay tres tipos de carné: el de jóvenes de 12 a 17 años, el de 18 a 29 años y, finalmente, el de personas mayores de 30 años, sin límite de edad.

Los interesados en este servicio deben recordar que durante el mes de agosto el horario de apertura de la Casa de la Juventud es de lunes a viernes y concluye a las 15.30 horas. Aunque reservar el uso de la sala no es obligatorio, es recomendable hacerlo para evitar esperas innecesarias, llamando al teléfono 91 202 47 35.

Además, para todos los que utilizan la bicicleta como medio de transporte, la Casa de la Juventud dispone de un aparcamiento en donde poder dejarla cómodamente en horquillas mientras ellos realizan actividades, talleres o reciben información sobre alguno de los numerosos servicios que ofrece la Casa.

Esta es una iniciativa municipal con la que se pretende que los parleños de cualquier edad, y en especial los jóvenes, mantengan sus bicicletas a punto y las utilicen como medio de transporte alternativo.