Usted está aquí: Inicio / Noticias / El tranvía de Parla ya es una realidad

El tranvía de Parla ya es una realidad

Desde hoy, comienza la andadura de una de las infraestructuras más ambiciosas de la ciudad de Parla: el tranvía, un proyecto impulsado por el Ayuntamiento el primero de estas características promovido por una administración local- que, con 12 kilómetros de longitud y 16 paradas (aproximadamente cada 500 metros) facilitará la movilidad interna de los ciudadanos de Parla, agilizando el acceso a todos los edificios públicos y puntos neurálgicos de la ciudad.
08/05/2007

Además, el tranvía enlazará el nuevo barrio de Parla Este (más de 12.000 viviendas, de las que el 83% son de protección) con el casco urbano actual y conectará también con la red de Cercanías, tanto con la estación existente actualmente, que está siendo remodelada y será intercambiador Cercanías-Tranvía, como con la futura estación de cercanías que tras el acuerdo firmado con el Ministerio de Fomento se construirá en la zona Norte de la ciudad.

El Alcalde de Parla, Tomás Gómez, acompañado de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha presentado hoy la primera fase de esta línea circular, que dará servicio al casco urbano del municipio y que permitirá recorrer la ciudad de una punta a otra en menos de 15 minutos. Se trata de la primera infraestructura de transporte público de estas características que se pone en marcha en la Comunidad de Madrid y la cuarta que se implanta en España (junto a Barcelona, Valencia, Vélez Málaga y Bilbao). Más de 30 ciudades españolas piensan ahora apostar por este sistema de movilidad urbana.

Con una inversión de más de 120 millones de euros (el 82 % aportado por el Ayuntamiento), la infraestructura del tranvía no sólo será un sistema de transporte ecológico (no contaminante por no emitir gases), puntual (por ir en plataforma reservada al tráfico) y accesible (ya que carece de barreras arquitectónicas, facilitando el acceso a personas de movilidad reducida, carritos e incluso bicicletas).

'También supone la creación de nuevas zonas ajardinadas y zonas peatonales; la remodelación de más de 150.000 metros cuadrados de la ciudad, la solución a los problemas de estacionamiento porque vinculado al tranvía se construyen más de 4.700 plazas de aparcamiento. Y no sólo implica la construcción de dos nuevas estaciones de cercanías tras el acuerdo suscrito con Fomento, sino que también se aumentarán las frecuencias de los trenes de cercanías... El tranvía es, en definitiva un amplio paquete de inversiones que redundan en beneficio de la ciudad', ha explicado el Alcalde, Tomás Gómez.

Frecuencias garantizadas y cruces seguros

La circulación de los convoyes tendrá lugar por una plataforma reservada del tráfico (buena parte sobre espacios verdes) con el fin de garantizar las frecuencias un tranvía en las paradas cada 6 minutos aproximadamente, con refuerzo en horas punta-, de modo que el anillo completo se recorre en unos 27 minutos. Y la existencia del menor número de cruces posible, todos controlados semafóricamente desde el PCC (Puesto de Control Central), garantizan altísimos grados de seguridad tanto a los vehículos como a los peatones.

La infraestructura también está acondicionada para personas con deficiencia visual ya que el suelo de las paradas está indicado con distintos tipos de materiales y rugosidades para que los invidentes localicen el punto donde para el tranvía y la ubicación de las puertas de acceso. Las paradas también cuentan con un sistema de intercomunicación con el que el pasajero puede ponerse en contacto con el PCC (Puesto de Control Central).

Incluido en la red del Consorcio Regional de Transportes, el tranvía de Parla podrá ser utilizado con el conocido 'abono transportes'. Las tarifas de los billetes serán las mismas que tienen el resto de transportes públicos existentes actualmente en Parla, por tanto, los mayores de 65 años y discapacitados disfrutarán de este tren ligero de modo gratuito (para el resto, el billete urbano sencillo costará un euro y también se crearán billetes combinados).

Las previsiones más pesimistas apuntan a una media de 18.000 viajeros al día, unos cuatro millones de usuarios al año... Y teniendo en cuenta que la capacidad de cada convoy (unas 180 personas) es el equivalente a 5 autobuses o más de 175 vehículos, esto redundará positivamente en el tráfico rodado de la ciudad que actualmente cuenta con un parque móvil de más de 45.000 automóviles.

La implantación del tranvía se hará de manera progresiva, comenzando por viajes puntuales para que conozcan la infraestructura tanto alumnos de centros educativos como colectivos ciudadanos hasta que los convoyes acaben circulando en unas semanas con total normalidad y de acuerdo a las frecuencias establecidas.

Imágenes