Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Jardín botánico y Museo del Bonsái ofrecen un precioso paseo veraniego

El Jardín botánico y Museo del Bonsái ofrecen un precioso paseo veraniego

El Jardín Botánico ofrece cada día a los paseantes un espectáculo espléndido de la naturaleza. El Ayuntamiento de Parla abrió sus puertas hace un mes, con motivo de la Semana del medio Ambiente, y después de los trabajos de mantenimiento que algunas especies necesitan anualmente.
14/07/2009

La espera ha merecido la pena, el Jardín y el Museo del Bonsái, están preciosos. Los ciudadanos y ciudadanas pueden visitar libremente este magnífico espacio verde de más de 7.500 metros cuadrados, de martes a jueves, de 10.00 a 12.00 y de 18.00 a 21.00 horas; los viernes, una hora más por la mañana –de 10.00 a 13.00 horas- y los sábados y domingos de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas.


Además del Jardín -que ofrece un agradable paseo entre la sombra de árboles que ya dan una considerable sombra, y el agua de las fuentes- los visitantes pueden contemplar las magníficas piezas de árboles en miniatura que acoge el Museo del Bonsái.


La concejala de Medio Ambiente, Victoria Muñoz, quiere “invitar a todos los ciudadanos y ciudadanas a que vean los magníficos ejemplares que tenemos y los árboles cedidos por Felipe González, de su colección particular. Es un espacio de ocio y disfrute para todos los ciudadanos y también para los niños y niñas, que conozcan un arte como es el bonsái, que en nuestra ciudad tiene mucha importancia gracias al Club de Amigos del bonsái, que trabaja muy duro todo el año. Es necesario visitar este Museo para ver el esfuerzo de esta entidad y de todos los ciudadanos que cultivan este arte que es el bonsái”.


Dividido en una zona de paseo y estancial con una amplia vegetación autóctona en su mayoría -si bien hay alguna especie arbórea exótica-, el proyecto fue realizado por Luis Vallejo, paisajista de prestigio internacional.


La zona de paseo de este parque, con estructura de bosquete, cuenta con más de 200 especies arbóreas (chopos, robles, perales en flor, encimas, zumaques de virginia, carpes, castaños de indias, madroños, tilos, nísperos, laureles, caquis etcétera) y más de 3.000 arbustivas (rosales, geranios, boj, romeros, jaras, salvias, romero, falsos jazmines etcétera). En esta zona se ha creado una estructura de caminos que conecta tres plazas (una con juegos infantiles, otra estancial con bancos alrededor de una gran fuente denominado jardín de contemplación y una tercera para la tercera edad con zona de petanca).


En la zona de Museo de Bonsái hay un espacio de unos 400 metros cuadrados cubierto –que alberga taller de trabajo, un invernadero para las especies tropicales y de interior y zona de servicios- y un amplio espacio de exposición donde podrán apreciarse más de una treintena de especies tanto autóctonas como japonesas y chinas, tales como el pino albar, un arce de Montpellier, higuera, madroño, arce japonés, arce tridente, membrillero de china, ficus o naranjo jazmín.


Además, algunos de ellos son donaciones de la colección personal de Felipe González y de Luis Vallejo, así como por el Club de Amigos del Bonsái de Parla.

Imágenes
Información adicional