Usted está aquí: Inicio / Noticias / El entierro de la sardina pone el punto final a las fiestas del Carnaval de Parla

El entierro de la sardina pone el punto final a las fiestas del Carnaval de Parla

El concejal de Cultura, Pablo Sánchez, destaca la labor de las entidades, que se han volcado con la festividad a pesar del recorte económico
24/02/2012

El entierro de la sardina ha puesto el punto final a las fiestas de Carnaval de Parla, que a pesar del recorte presupuestario ha registrado una gran participación de los ciudadanos en unas fiestas llenas de colorido y diversión.

Este año la capilla ardiente se instalaba por primera vez en los soportales de la antigua biblioteca (c/ Pinto), un cambio que ubicación que logró reunir a más de 250 personas para presenciar la celebración. Desde allí partiría el cortejo fúnebre, que contó con la figuración de un grupo de alumnas de la Escuela Municipal de Teatro de Parla. El recorrido, se desarrolló ente llantos durante más de media hora por las calles aledañas a la Casa de la Cultura: c/ San Antón, c/ Valladolid, c/ Cuenca y c/ Pinto para, finalmente, proceder al entierro de la sardina.

El entierro de la Sardina marca el punto final de los Carnavales de este año, que para el concejal de cultura, Pablo Sánchez, representan una “seña de identidad” en Parla. El edil quiso agradecer a las entidades y asociaciones su esfuerzo en estos días ya que “a pesar de los recortes económicos, han participado de forma altruista animando y entregándose a sus vecinos”.

Este año el Carnaval de Parla ha reducido su presupuesto en un 80 por ciento con respecto a años anteriores. Se han eliminado la instalación de elementos exteriores como la carpa que acogía la celebración del Festival de Murgas. Así, todas las actividades se han desarrollado en instalaciones municipales, evitando ningún gasto añadido.

A pesar de este cambio, las actividades han registrado una magnífica participación de los vecinos y vecinas de Parla. El teatro Jaime Salom se llenó para presenciar el Festival de Murgas y Chirigotas y el carnaval infantil, celebrado por primera vez en el pabellón municipal que gestiona SUPERA, reunió a más de 2.500 personas entre niños y mayores.

Imágenes
Información adicional