Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Código de Buenas Prácticas Comerciales se reparte entre los comerciantes de la ciudad

El Código de Buenas Prácticas Comerciales se reparte entre los comerciantes de la ciudad

El ayuntamiento de Parla, a través de la concejalía de Consumo, repartirá, desde primeros de diciembre, en todos los comercios de la ciudad, el “Código de Buenas prácticas comerciales”, una iniciativa de el consistorio parleño que han acogido los ayuntamientos socialistas de la región y en la que, junto a Parla, participan Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Aranjuez, Alcorcón, Collado Villalba, Rivas Vaciamadrid, Cercedilla, Coslada, San Fernando y Galapagar. Este código ha sido aprobado por todos los ayuntamientos socialistas que aglutinan,, aproximadamente, a un millón de consumidores. El código está dirigido en base al comercio minorista. Es necesario fomentar la conexión entre los intereses de los comerciantes y los usuarios, se promueve y potencia, a través de este Código, la competitividad de los pequeños comercios, intentando conseguir un comercio de calidad, que beneficie a comerciantes y consumidores y que permitan que éstos últimos puedan realizar sus compras de la forma más satisfactoria posible”, ha explicado el concejal de Consumo, Santiago Mechero.
19/11/2008

Mejorar la calidad en los servicios prestados a los consumidores, proporcionar a los consumidores una garantía de calidad en los servicios prestados, mejorar los procesos de la posible reclamación, con el fin de agilizar los trámites; mejorar la imagen de los establecimientos comerciales y diferenciar a los establecimientos que se adhieran, son los objetivos de este Código de Buenas Prácticas Comerciales.


Los 17 puntos del Código, resumidos, son los siguientes:


• El establecimiento debe informar al consumidor de todos los precios de los productos, incluidos costes adicionales, descuentos, etc.
• Debe poner en lugar visible las licencias de apertura, hojas de reclamaciones o cualquier otra información de interés para el consumidor.
• Deben utilizar un documento normalizado, con arreglo a la normativa general o sectorial, de transacciones comerciales como presupuestos previos.
• El personal del establecimiento debe ofrecer información clara y veraz, sin inducir a error al consumidor.
• El establecimiento debe publicitar de forma adecuada las formas de pago admitidas, sin hacer distinción en épocas puntuales y debe pedir siempre el DNI a la hora de cargar compras con tarjeta de débito o crédito.
• Hay que cuidar que las campañas publicitarias no conduzcan a errores.
• Deben exponerse con claridad los horarios de apertura y cierre y los días festivos que abre el establecimiento.
• Se debe anunciar de forma clara y concisa la política de cambios y devoluciones del establecimiento.
• Se debe emitir siempre un ticket de venta, con el mayor número de datos posible.
• Se debe vigilar que los documentos que acompañen al producto estén escritos en castellano.
• El establecimiento debe facilitar el acceso a consumidores con movilidad reducida o discapacidad.
• El establecimiento deberá tener una correcta iluminación, temperatura y mobiliario.
• Habrá que poner a disposición del consumidor los embalajes que mejor se adecuen a los productos que compran.
• Se establecerá un mecanismo para recoger las sugerencias de los consumidores.
• El personal del establecimiento debe tener un aspecto y vestimenta adecuados.
• El establecimiento debe tener un mecanismo eficaz de respuesta a las reclamaciones.
• El establecimiento debe incorporar procesos continuos de mejora en la calidad de sus servicios y productos.

Imágenes
Información adicional