Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento toma medidas para que actúe en la ciudad la empresa pública estatal de limpieza

El Ayuntamiento toma medidas para que actúe en la ciudad la empresa pública estatal de limpieza

“Hoy tenemos un informe de salud que certifica claramente la situación que existe en Parla para ponerlo en conocimiento de la empresa pública de limpieza del Ministerio de Medio Ambiente para que actúe, sobre todo, en las zonas más sensibles”.
07/01/2015

Así lo ha manifestado el primer teniente de alcalde, Ángel Sánchez, que ha explicado que el Ayuntamiento sigue reclamando a la UTE concesionaria del servicio de limpieza viaria en Parla que pague a los trabajadores y acepte el plan de pago propuesto por el consistorio.

Según ha explicado Ángel Sánchez, “al igual que ha ocurrido en otras ciudades, donde se ha producido conflictos similares, hay que respetar el derecho a la huelga, pero hay un derecho, el derecho a la salud del conjunto de nuestra ciudad y de otras localidades, que debe prevalecer. Hoy tenemos un informe de salud que certifica claramente la situación que existe, para ponerlo en conocimiento de la empresa pública de limpieza del Ministerio de Medio Ambiente, Tragsa, para que realice una actuación sobre todo en zonas sensibles, como son centros educativos, centros sanitarios, etc., en los que hay que garantizar la salubridad”.

Tal y como ha informado a los vecinos la alcaldesa, Beatriz Arceredillo, a través de un Bando Municipal difundido al inicio de la huelga oficial de los trabajadores de Garbialdi-Sedifer, el edil ha remarcado que el Ayuntamiento continúa “intentando llegar a un acuerdo económico con la unión de empresas concesionarias de este servicio. Insistimos en que acepten el plan de pago que les hemos propuesto”.

“Nos hemos comprometido a realizar el pago mensual de una factura y en función de la liquidez, ir pagando mensualmente la deuda. Con esto, aseguramos a la empresa una frecuencia de pago, le aseguramos liquidez, y además congelamos y reducimos la deuda mes a mes”. Una deuda cuyas facturas –como también ha explicado anteriormente la alcaldesa- están siendo revisadas, “dado que el servicio no se ha prestado correctamente desde el verano, así que las facturas pendientes deben ser reparadas”, continúa el edil.

“Hay que negociar, pero con realismo. La empresa pide un pago fuerte de una sola vez, 1.700.000 euros”, continúa Sánchez. Esta cantidad supone más de dos mensualidades. En este sentido, el primer teniente de alcalde ha explicado que la voluntad del Ayuntamiento siempre ha sido evitar esta situación a los ciudadanos, por lo que ya en la mediación laboral previa a la convocatoria de huelga, “el Ayuntamiento propuso a la empresa pagar directamente a los trabajadores, algo con lo que estos estaban de acuerdo, pero la empresa se negó”.

La huelga comenzó a las 0.00 del 1 de enero, motivada por el impago de la paga extraordinaria de Navidad, a la que ahora se suma la nómina de diciembre, mes en que el Ayuntamiento pagó a la empresa dos mensualidades.


Imágenes
Información adicional