Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento obtiene una subvención para contratar a desempleados, después de tres años sin poder recibirlas

El Ayuntamiento obtiene una subvención para contratar a desempleados, después de tres años sin poder recibirlas

El Consistorio contratará durante nueve meses a diez parados de larga duración mayores de 30 años.
16/11/2016
El Ayuntamiento obtiene una subvención para contratar a desempleados, después de tres años sin poder recibirlas

Los diez trabajadores serán preseleccionados por la Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid

Después de tres años sin poder recibirlas por los impagos a la Seguridad Social, el Ayuntamiento de Parla ha obtenido una subvención de la Comunidad de Madrid en materia de formación y empleo, con la que podrá contratar a diez trabajadores desempleados del municipio. La preselección de los parados será realizada por parte de la Oficina de Empleo (calle Carolina Coronado, 8) y tendrán un contrato de nueve meses con el Consistorio, que les permitirá obtener un certificado profesional de jardinería.

El Ayuntamiento de Parla ha conseguido esta ayuda a través de la convocatoria de subvenciones para el año 2016 del Programa de cualificación profesional de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, dirigido a personas desempleadas de larga duración, mayores de 30 años, que no sean perceptores de ninguna prestación.

El Ayuntamiento recupera subvenciones en Empleo tres años después

La concejala de Formación y Empleo, Elena Taboada, ha recordado que “el Ayuntamiento de Parla llevaba sin recibir una subvención de estas características en materia de formación y empleo desde el año 2013, debido a la deuda que arrastraba con la Seguridad Social, lo que le impedía optar a subvenciones de la Comunidad de Madrid, del Gobierno de España y de Europa”.

El actual equipo de Gobierno consiguió saldar la deuda de más de 23 millones de euros que el Ayuntamiento de Parla mantenía con la Agencia Estatal de Administración Tributaria y con la Tesorería de la Seguridad Social gracias a un préstamo concedido por el ICO (Instituto de Crédito Oficial) con unos intereses del 1,31 por ciento.

La petición de este préstamo fue aprobada en Pleno el 30 de septiembre de 2015, gracias al voto a favor del Partido Popular en el Gobierno, y del PSOE e Izquierda Unida.

Una subvención de 90.000 euros

El total de la subvención que le corresponde a Parla dentro de este Programa de cualificación profesional de la Comunidad de Madrid es de 90.000 euros, repartidos entre el periodo de formación, que se realizará en un centro de formación acreditado, y los costes salariales de los diez contratados.

Según ha explicado la concejala de Formación y Empleo, Elena Taboada, “el objetivo de esta subvención es proporcionar una cualificación profesional a los participantes, en este caso, el certificado de profesionalidad de actividades auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería. Por ello, los trabajadores contratados van a recibir más de 300 horas de clases que completarán con prácticas no laborales en varios puntos del municipio”.

Contrato de nueve meses, con siete horas y media diarias, más 300 horas de formación

La modalidad contractual será la del contrato para la formación y el aprendizaje. Los contratos se realizarán antes del 15 de diciembre como fecha máxima, tendrán una jornada diaria de siete horas y media y 337,5 horas de formación, y una duración de nueve meses. Las horas de formación para la obtención del citado certificado de profesionalidad incluyen:

  • Operaciones básica en viveros y centros de jardinería, 90 horas
  • Operaciones básicas para la instalación de jardines, parques y zonas verdes, 90 horas
  • Operaciones básicas para el mantenimiento de jardines, parques y zonas verdes, 70 horas

La parte práctica será en el Arroyo Humanejos

Para completar el periodo formativo, los participantes en el programa del Ayuntamiento subvencionado por el Gobierno regional, recibirán 25 horas más de manipulador de productos fitosanitarios y 62 horas y media de clases de alfabetización informática, con lo que obtendrán además de los conocimientos para la realización del trabajo manual que exige este sector, recursos para manejar las tecnologías aplicadas al mismo.

Durante el tiempo de trabajo efectivo, los desempleados contratados realizarán trabajos en el Arroyo Humanejos y el patinódromo municipal. “De esta forma, desde el Ayuntamiento posibilitamos a los participantes en este programa la adquisición de todas las capacidades profesionales que requieren las prácticas no laborales para la obtención del certificado de profesionalidad”, ha añadido Elena Taboada.

Requisitos y preselección de candidatos desde la Oficina de Empleo

En cuanto a la selección de los diez desempleados, “es la Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid (calle Carolina Coronado, 8) la encargada de realizar una preselección de los candidatos,  y posteriormente la Agencia Municipal de Empleo hará la selección final en base a los candidatos recibidos. En cumplimiento de la convocatoria de subvenciones, en el Ayuntamiento debemos ajustarnos a esta premisa, y es la Oficina de Empleo la que elige a los participantes”, ha aclarado la edil de Formación y Empleo.

Los preseleccionados deben cumplir los siguientes requisitos:

-          Tener más de 30 años

-          Ser desempleado de larga duración, esto es, ser demandante de empleo inscrito en las oficinas de empleo de los servicios públicos de empleo al menos 360 días durante los 540 días anteriores a la fecha de la incorporación al programa de formación en alternancia con la actividad laboral

-          Carecer de cualificación profesional para el desempleo de la ocupación

Con el fin de favorecer la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el acceso al empleo, al menos la mitad de las personas desempleadas participantes en este programa serán mujeres y tendrán prioridad los desempleados que no reciban prestaciones ni subsidios por desempleo u otras rentas por desempleo.

El Ayuntamiento de Parla tiene entre sus obligaciones la de tutelar tanto la formación como las prácticas de los contratados; controlar diariamente la asistencia durante el tiempo de formación, tanto del personal docente, como de los desempleados participantes; y comunicar a la Dirección General del Servicio Público de Empleo las incidencias y variaciones que se produzcan en relación a las contrataciones efectuadas y la formación impartida.

Información adicional