Beatriz González, de la tienda Me Lo Pido