Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento de Parla se concentra en repulsa por el último atentado de ETA que ha causado la muerte de un Guardia Civil

El Ayuntamiento de Parla se concentra en repulsa por el último atentado de ETA que ha causado la muerte de un Guardia Civil

El Ayuntamiento de Parla, siguiendo el llamamiento de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se ha concentrado, durante cinco minutos, en repulsa por el atentado de ETA que ha acabado con la vid del Guardia Civil Juan Manuel Piñuel, y en el que han resultado heridas otras cuatro personas. “Queremos condenar y mostrar nuestra más enérgica repulsa por el último atentado de ETA, y mostrar nuestra condolencia a los familiares del Guardia Civil fallecido y de los heridos. Mostrar nuestro apoyo a los cuerpos y fuerzas de Seguridad de Estado, en especial, a las personas que tienen su destino en Euskadi. Y, desde luego, mostrar nuestro apoyo para que todas las fuerzas democráticas hagan un frente común en la lucha contra la barbarie de la banda terrorista ETA”, ha afirmado el alcalde de Parla, Tomás Gómez.
16/05/2008

“Yo creo que es una magnífica noticia, sin duda, además de la acción judicial, de la acción policial, de la acción política internacional que ha ejercido el gobierno de España, es importante el consenso entre las fuerzas políticas de nuestro país. Yo espero que se mantenga, no sólo en esta legislatura, sino sine die, y, desde luego, es un instrumento más para luchar contra ETA”, ha añadido Gómez.


El atentado se produjo la madrugada del día 14, en la localidad alavesa de Legutiano. Juan Manuel Piñuel Villalón, el Guardia Civil asesinado por ETA, llevaba poco más de dos meses destinado en esta localidad y había pedido voluntariamente el traslado. Quería acumular el tiempo necesario, unos tres años, para poder ser trasladado con carácter preferente a la Comandancia de Málaga, donde viven su mujer y su hijo. Nacido el 20 de enero de 1967 en Melilla, el agente había vuelto apenas unas horas antes del atentado al municipio alavés "porque tenía guardia".


Es la segunda víctima mortal de ETA en el año 2008 y la primera en esta legislatura. Los últimos guardias civiles asesinados por la banda fueron Raúl Centeno y Fernando Trapero, quienes fueron tiroteados en Capbreton, en el sur de Francia, el 1 de diciembre de 2007. Centeno murió en el acto y Fernando Trapero quedó en estado de coma y fue hospitalizado en Bayona donde falleció el día 5.Desde que comenzó el año ETA ha perpetrado trece atentados terroristas, de los cuales en siete, como el de hoy, no ha avisado y en el resto si lo hizo, aunque en uno de ellos el aviso llegó tarde. La primera víctima mortal de ETA en este año fue el ex concejal socialista Isaías Carrasco, quien el 7 de marzo pasado fue asesinado a tiros en la localidad guipuzcoana de Mondragón por un pistolero de la banda terrorista.

Los cuatro agentes heridos se encuentran fuera de peligro, según el último parte médico.

Imágenes
Información adicional