Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento de Parla reforma la rotonda de la entrada Parla Centro para evitar problemas de salud pública

El Ayuntamiento de Parla reforma la rotonda de la entrada Parla Centro para evitar problemas de salud pública

La zona verde ha sido sustituida porque era regada con agua de pozos clausurados ante el riesgo de legionella.
03/08/2018
El Ayuntamiento de Parla reforma la rotonda de la entrada Parla Centro para evitar problemas de salud pública

Tendrá coste cero para el Ayuntamiento, porque es una mejora al pliego de jardinería ofrecida por la empresa concesionaria, Sorigué.

La “Puerta de la Tolerancia”, que está ubicada en la rotonda que da acceso a la ciudad por la entrada Parla Centro, ha sido acondicionada por el Ayuntamiento de Parla y la empresa Sorigué para evitar problemas de salud pública por legionella y optimizar su mantenimiento, reduciendo los riesgos laborales a los trabajadores encargados de su mantenimiento y permitiendo un ahorro del gasto en agua. 

Los vecinos de Parla que regresen de sus vacaciones o que circulen por esta entrada a la ciudad, que cada día son miles, se encontrarán ante una imagen más moderna de este acceso recién reformado, que no ha supuesto ningún desembolso para las arcas municipales. 

Coste cero para el Ayuntamiento de Parla 

La concejala de Servicios a la Comunidad, María Jesús Fúnez  ha explicado que el grado de deterioro de este acceso y los muchos problemas de mantenimiento que presentaba, junto a los riesgos para la salud de los ciudadanos, han hecho necesaria esta actuación, que no ha tenido coste alguno para el Ayuntamiento de Parla. 

Según Fúnez, “esta intervención en la rotonda de Parla Centro ha supuesto coste cero para el Ayuntamiento, porque está incluida en las mejoras del pliego de Sorigué, en el apartado de actuaciones para el ahorro de agua. Y hemos utilizado este apartado para realizar la intervención de la rotonda y la fuente de Parla Centro” 

Pozos clausurados para evitar riesgos de legionella 

La concejala del área ha detallado que el Ayuntamiento “ha actuado en la rotonda Parla Centro por varios motivos: el motivo principal ha sido el de la salud de los vecinos, porque en esa rotonda el agua que se utilizaba tanto para jardinería como para abastecer a la fuente era agua de pozo, igual que en los caballones del Viario de Ronda y en el Parque de los Olivos. 

Como el fin primordial es preservar y evitar cualquier problema de salud que pueda afectar a vecinos y vecinas, ha proseguido Fúnez, “hemos hecho seguimiento al agua de pozo desde la concejalía de Sanidad y Salud Pública pero ha habido un momento en el que se ha visto riesgo de legionella y hemos decidido clausurar esos pozos y pedir al Canal de Isabel II acometidas nuevas” que sustituyan a estos riegos insalubres. 

Evitar peligro laboral a los trabajadores de mantenimiento 

Otro de los motivos que hacían necesario este cambio, según la concejala de Servicios a la comunidad, está el hecho de que “unido a este riesgo estaba la dificultad de que la empresa de jardinería pudiera entrar a arreglar el césped que rodeaba esta rotonda. Había mucho riesgo laboral, puesto que hay un tráfico importante y muchos camiones, al hacer la rotonda, se acercaban demasiado y los trabajadores corrían riesgo”. 

De hecho, muchos vehículos pesados al maniobrar sobrepasan los bordes de este acceso a la ciudad, llegando incluso a invadir la rotonda, ya que la zona de vegetación estaba muy deteriorada y presentaba desperfectos y rodadas en su superficie. 

Un ahorro importante en agua y mantenimiento 

Fúnez ha continuado enumerando los motivos para llevar a cabo esta mejora, ya que la insalubridad del riego lo hacían necesario: “Otra de las razones es el ahorro de agua. Va a ser un ahorro importante y ya que se presentaba la ocasión de tener que intervenir en esa zona por el motivo de salud, hemos aprovechado para sustituir la jardinería por un material que ahora se está utilizando mucho, que es una resina que no necesita ningún tipo de mantenimiento y que, además de ser muy vistosa estéticamente, nos va a permitir que las facturas de agua sean muchísimo más económicas”. 

Tareas de saneamiento y acondicionamiento realizadas por Sorigué 

La empresa Sorigué, cumpliendo con esta mejora presentada en su pliego, ha ejecutado los trabajos de acondicionamiento de la rotonda Parla Centro, que se han desarrollado en distintas fases: en primer lugar se ha retirado la vegetación existente, que estaba muy afectada por el tráfico rodado, y a continuación ha procedido al decapado y limpieza del sustrato. 

A continuación ha instalado una malla antihierba para evitar rebrotes de vegetación espontánea, sobre la cual ha aplicado un árido específico de suelos drenantes, producido por la propia empresa, junto con una resina termo-endurecible para sellado rápido. 

Una resina que mejora las propiedades mecánicas del pavimento 

La resina utilizada se denomina comercialmente Calcel, y es un producto muy utilizado para reparación de firmes. Es de origen francés aunque la marca fue adquirida por Sorigué a mediados de 2016. La empresa Calcel goza de un reconocido prestigio en Francia porque es especialista en la fabricación y comercialización de productos para la reparación de carreteras con aglomerado en frío con adición de resinas. En España el uso de este producto está cada vez más extendido y se utiliza para distintos fines, entre ellos pavimentos, rotondas o cubrir alcorques. 

Ese árido, junto con la resina, mejoran las propiedades mecánicas del pavimento y su resistencia al daño que puedan ocasionar vehículos de gran tonelaje. Según indica la propia empresa “en este caso se ha apostado por una combinación de colores llamativa, en tono ocre con una cenefa amarilla, para hacerlo más atractivo visualmente buscando un efecto decorativo moderno que proporciona a la rotonda unas prestaciones mecánicas excelentes”.

Imágenes
Información adicional