Blázquez, sobre los inciumplimientos de UNIFO