Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento de Parla pone en marcha una campaña cívica entre la población

El Ayuntamiento de Parla pone en marcha una campaña cívica entre la población

Recoger los excrementos que los perros dejan en la vía pública, mantener y respetar las zonas verdes, depositar las basuras en los contenedores indicados y en el horario adecuado y evitar las molestias a los vecinos; estos son algunos de los objetivos que pretende conseguir la campaña de concienciación cívica “Por ti. Por Parla”, emprendida por el Ayuntamiento.
04/03/2010

La primera de las actuaciones en las que se va a centrar la campaña de concienciación es la recogida de excrementos caninos en la vía pública. Junto a una campaña publicitaria agresiva que se instalará en distintas calles, la concejalía de Medio Ambiente va a iniciar la colocación de 200 nuevos dispensadores de bolsas para la recogida de excrementos. Los nuevos expendedores se colocarán junto a las farolas de las principales calles de la ciudad y en los parques públicos donde los propietarios de animales llevan a sus perros.


Además, los propietarios de perros censados también pueden retirar estas bolsas en las cinco concejalías de barrio y en la de Salud Pública donde se les entrega un lote de bolsas para todo un año. En total, el Ayuntamiento de Parla distribuye 1.200.000 bolsas anualmente para dar servicio a los 4.000 perros censados en la ciudad.


La recogida de excrementos por parte de los dueños de perros también se fomentará a través de un folleto informativo -en el que se muestran a los ciudadanos los problemas que acarrea la existencia de heces en las zonas de tránsito y esparcimiento- que se distribuirá entre la población y una campaña de concienciación que se realizará gracias a la colaboración de las entidades integrantes de la Agenda 21 local.


Estas medidas se complementarán con una campaña especial de limpieza destinada a la eliminación de excrementos. Este dispositivo está integrado por personal de limpieza que se dedica a la retirada de excrementos de espacios públicos, reposición de bolsas en dispensadores, etcétera.


Un factor muy importante en esta campaña es la implicación de los agentes de Policía Local. La nueva patrulla medioambiental está volcada en informar a los propietarios de perros de las obligaciones que tienen y lo que supone no cumplir la normativa medioambiental al no recoger los excrementos caninos. Los primeros pasos de esta patrulla se están dando en calles, parques y los caballones que rodean la ciudad y que actúan de barrera con la A 42. En tan sólo el transcurso de una semana, los agentes ya han sancionado a 54 personas por no recoger los excrementos de la vía pública. Las sanciones pueden alcanzar los 750 euros.

Imágenes
Información adicional