Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento de Parla favorece la integración laboral de las personas con discapacidad

El Ayuntamiento de Parla favorece la integración laboral de las personas con discapacidad

Son diez chicos y chicas, todos mayores de 18 años, y todos usuarios del Centro Ocupacional Villa de Parla, de titularidad municipal. Son personas con discapacidad intelectual y han trabajado para crear un jardín en una urbanización de Parla Este, demostrando así que, guiados por profesionales, pueden desempeñar muchos trabajos.
25/09/2009

Son personas con discapacidad intelectual y, como todos sus compañeros, trabajan cada día en el Centro con el fin de aprender diferentes habilidades de cara a su desarrollo normalizado en la sociedad y a su posible inserción laboral.

El alcalde de Parla, José María Fraile, la concejal de Bienestar Social, Mª José López, y las ediles de Urbanismo y Obras –Laura Cillero y Victoria Muñoz- han querido comprobar el trabajo realizado por estas personas en el recinto de la cooperativa de viviendas Mirador de Húsares.

“Estos trabajos formativos benefician el proceso de inserción laboral de este colectivo que trabajan habitualmente en un taller de jardinería en el centro. Es una actividad que a ellos les sirve para demostrar que están capacitados y, de cara a la sociedad, supone que se entienda que son personas que pueden desarrollar cualquier tipo de actividad con una correcta formación. Por ello, desde el Ayuntamiento de Parla les apoyamos para que puedan crecer en autonomía personal y ser independientes desde el punto de vista laboral“, explica la concejala de Bienestar Social, Mª José López Bandera.

Y es que el Ayuntamiento ofrece un apoyo continuo a estos ciudadanos. No sólo con el mantenimiento del Centro Ocupacional Villa de Parla, de titularidad municipal, sino potenciando, apoyando y auspiciando este tipo de programas con los que se favorece la preparación profesional de este colectivo, que adquieren determinadas habilidades mediante trabajos normalizados dentro de la propia comunidad. Al mismo tiempo, se consigue eliminar barreras psicológicas en el proceso de inserción laboral de estas personas con discapacidad.

El programa formativo -que para ellos es una experiencia más dentro de su proceso de inserción laboral- ha consistido en acondicionar una parcela para zona de ajardinamiento en una urbanización residencial. Los alumnos han colaborado con una empresa de jardinería que ha realizado el diseño y el trabajo más técnico mientras ellos han puesto la mano de obra necesaria para la realización de la acción.

Imágenes
Información adicional