Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento de Parla ahorrará más de 300.000 euros anuales gracias a recuperar la concesión de cuatro servicios municipales

El Ayuntamiento de Parla ahorrará más de 300.000 euros anuales gracias a recuperar la concesión de cuatro servicios municipales

El Club Amigos del Bonsái se encargará del mantenimiento del Museo del Bonsái por una ayuda de 5.000 euros, frente a los más de 70.000 que costaba el servicio hasta ahora.
02/09/2015

El nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Parla ha logrado más de 300.000 euros anuales de ahorro para las arcas municipales mediante la prestación de cuatro servicios municipales que hasta la fecha ofrecían empresas privadas y que ahora realizan trabajadores del Consistorio. “A partir de ahora, ésta va a ser la pauta a seguir por el Ayuntamiento”, ha asegurado la primera teniente de alcalde, María Jesús Fúnez.

“Por Ley no podemos rescindir contratos de empresas externas y remunicipalizar sus servicios. Pero todos aquellos contratos que finalicen serán recuperados por el Ayuntamiento siempre que consideremos que pueden ser ofrecidos con más calidad y eficacia por parte del Consistorio, además de suponer un importante ahorro para los parleños”, ha argumentado Fúnez.

Éste ha sido el caso de estos cuatro servicios: el mantenimiento de las fuentes públicas ornamentales; el servicio de asesoramiento jurídico a consumidores de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor); y la programación de cursos y talleres para mayores. Además, el Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con el Club Amigos del Bonsái para que sea éste quien se encargue del mantenimiento del Museo del Bonsái y del Jardín Botánico.

Convenio para el mantenimiento del Museo del Bonsái

El convenio firmado entre el Gobierno popular y el Club Amigos del Bonsái se sostiene en la “encomiable labor que desde su fundación viene realizando la entidad para dar a conocer las técnicas de este arte entre los vecinos de este municipio por sí misma y/o participando en la creación y difusión del Museo. Además, representa al municipio en muchos eventos y exposiciones relacionados en el mundo del Bonsái y Suiseki a nivel nacional e internacional”.

El Ayuntamiento, por un lado, reconoce así el importante trabajo que realiza el Club como punto de referencia estable en la cultura de Parla y, por otro, confía a través de este convenio el mantenimiento de los ejemplares del Museo –riegos, abonados, tratamientos fitosanitarios curativos y preventivos, diseños, pinzados, podas, alambrados, transplantes, etc.- a la Asociación. Ésta entregará semestralmente a la Concejalía de Sostenibilidad un informe de las actuaciones realizadas en cada uno de los ejemplares y de las visitas o actividades divulgativas que realice en colaboración con otras instituciones.

Una referencia a nivel nacional

Según ha explicado la concejala de Sostenibilidad y Medio Ambiente, “en el caso del Museo del Bonsái que alberga en su interior el Botánico hemos firmado un convenio con el Club Amigos del Bonsái, que se ha prestado a colaborar a través de una ayuda de 5.000 euros al año, que serán empleados en material sobre todo y así estará cubierto el servicio”.

“El Club va a mantener perfectamente el Museo y el personal municipal mantendrá el arbolado del jardín. Además, desde el Ayuntamiento vamos a poder promocionar esa gran exposición de bonsáis que hasta ahora entendemos que estaba poco aprovechada. Desde las Concejalías de Cultura y Sostenibilidad vamos a ayudar al Club para dar a conocer la colección, que es una referencia en toda España”, ha argumentado.

Un ahorro de 65.000 euros

Económicamente, este convenio (vigente del 1 de septiembre de 2015 al 31 de agosto de 2016) supone un ahorro de unos 65.000 euros, puesto que las tareas de mantenimiento que ahora asume el Club Amigos del Bonsái a través de una ayuda anual de 5.000 euros, estaban costando más de 70.000 euros.

Este servicio también incluía el cuidado y mantenimiento del Jardín Botánico que, desde hoy, realizan trabajadores municipales. “El Ayuntamiento pagaba a esta empresa y ahora son trabajadores municipales quienes cuidan el arbolado y plantas del Botánico”, ha añadido el edil.

Trabajadores municipales limpian y sanean las fuentes públicas

En materia medioambiental, una de las primeras decisiones del Gobierno local tras su llegada al Ayuntamiento fue la de apagar todas las fuentes de chorros dado que, según los informes técnico-sanitarios, el estado del agua no era saludable y existían riesgos para los ciudadanos, ya que llevaban más de cuatro meses sin mantenimiento.

Este servicio estaba siendo prestado por una empresa privada, a través de un contrato de más de 115.000 euros anuales, que se ha rescindido a petición de la compañía sin indemnización. La compañía no estaba cumpliendo con el pliego de condiciones porque no había cobrado los últimos meses de la anterior legislatura. Desde el inicio de la presente legislatura son trabajadores municipales quienes se están encargando del vaciado, limpieza de los vasos y tratamientos de las aguas de las fuentes.

Trabajadores municipales ofrecen asesoramiento jurídico en la OMIC

También son trabajadores municipales, dos auxiliares jurídicos, quienes desde mediados de junio realizan las labores de asesoramiento jurídico y tramitación de reclamaciones y denuncias de consumidores en la OMIC. El servicio estaba siendo prestado desde 2001 por dos abogados privados, a través de un convenio con la Unión de Consumidores de la CM-UCE que el actual equipo de Gobierno no ha renovado, lo que supone un ahorro para las arcas municipales de más de 70.000 euros al año.

Los cursos y talleres para mayores serán ofrecidos por voluntarios

Por último, el Gobierno local también ha decidido rescindir el contrato anual que la Concejalía de Mayores del Área Social suscribía con una empresa de servicios recreativos para gestionar la programación de cursos y talleres para jubilados y pensionistas, con un coste de más de 50.000 euros anuales.

El contrato, que finalizó el 30 de junio, se ha rescindido porque el anterior equipo de Gobierno tenía una deuda contraída con la empresa y porque además ésta estaba prestando el servicio de modo deficitario en muchos aspectos: no se sustituían profesores, se daba la Parafina caducada, no se cumplía con la programación de los cursos…

La gran mayoría de los cursos serán impartidos a partir de ahora por voluntarios o por personal municipal, sin coste alguno. Por ejemplo, inglés lo ofrecerá la Escuela Municipal de Idiomas voluntariamente; las clases de flamenco o de informática las impartirá personal municipal; o toda la parte musical, (canto, gospel, coros…) correrá a cargo de un animador sociocultural que estaba desaprovechado en la anterior legislatura.

Algunos talleres serán cubiertos con actividades complementarias, como Yoga y Taichi, que será sustituido por Pilates para mayores impartido por la Concejalía de Deportes (Parla es uno de los pocos Ayuntamientos de la zona que tiene Pilates para mayores). Y otros cursos como los relacionados con Salud y Belleza dejarán de ofrecerse, ya que por ejemplo actividades como la Presoterapia no se estaban dando porque muchos mayores no podían hacerlas por contraindicaciones a causa de problemas de hipertensión, circulación, etc.



Imágenes
Información adicional