Usted está aquí: Inicio / Noticias / El asesinato de una mujer de la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban vuelve a concentrar al Ayuntamiento

El asesinato de una mujer de la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban vuelve a concentrar al Ayuntamiento

La concejalía de Mujer ha vuelto a realizar una concentración, para mostrar la repulsa y condena del Ayuntamiento de Parla, y todos los ciudadanos y ciudadanas que quieren sumarse a la convocatoria, por otra muerte de violencia de género. La última víctima de este tipo de violencia ha sido Lidia Sanz Caviedes, vecina de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), que ha muerto apuñalada por su marido, un obrero de la construcción de 60 años que, no sólo golpeó presuntamente con un palo en repetidas ocasiones a la víctima, en el interior de su domicilio familiar, sino que la apuñaló.
23/09/2008

El marido, presunto asesino de Lidia Sanz Caviedes, reconoció la autoría del crimen ante la Guardia Civil en la madrugada posterior a los hechos durante una declaración en la que relató los hechos con «frialdad y sin mostrar arrepentimiento», según confirmaron ayer fuentes jurídicas.


El detenido, Jesús G. R., un obrero de la construcción de 60 años, no sólo golpeó presuntamente con un palo en repetidas ocasiones a su compañera en el interior del domicilio familiar de la calle Cruz de la Venta de Pedrajas de San Esteban sino que la víctima murió finalmente de una certera puñalada que llegó al corazón. Los agentes buscan ahora el arma homicida después de que el resultado inicial de la autopsia practicada ayer por la mañana en el Instituto de Medicina Legal desvelara que fue la cuchillada y no la brutal paliza que recibió la mujer de 58 años la que le costó la vida el mismo día que había acudido a consultar a un abogado para iniciar los trámites del divorcio del padre de sus dos hijas, según informaron ayer fuentes consultadas de la Benemérita.

La pareja atravesaba por un mal momento desde hacía tiempo e, incluso, el marido pasaba largas temporadas sin acudir al domicilio conyugal a pesar de que aún vivían juntos. El paso definitivo hacia la separación dado por el ama de casa fue, al parecer, el detonante del crimen. Fuentes jurídicas relataron que el marido llegó a justificar que «era lo que tenía que hacer» al ser preguntado por los agentes sobre los motivos.

Con esta concentración se cumple la moción, aprobada en Pleno Municipal el pasado mes de noviembre, con la unanimidad de los tres grupos políticos, que tenía entre sus objetivos manifestar la enérgica repulsa a la violencia contra las mujeres y trabajar con las administraciones central y regional para poner todos los recursos posibles a disposición de las mujeres víctimas. Para ello, se adquirió el compromiso de convocar concentraciones silenciosas ante cada crimen machista que se produzca.

Este compromiso se está cumpliendo y, sólo en lo que va de año, la concejalía de Mujer ha realizado más de una treintena de concentraciones. La de hoy, se celebra en repulsa por el asesinato de una mujer, en Logroño, que fue apuñalada por su ex pareja –que posteriormente se suicidó-, sobre el que pesaba una orden de alejamiento desde que, en marzo, la mujer le denunciara por malos tratos.
La triste lista de víctimas a las que se rinde homenaje con estas concentraciones, arrancó el 18 de noviembre de 2007, cuando una mujer de nacionalidad china fue asesinada por su ex pareja –que después se suicidó- en Gran Canaria. Al final de ese año eran 70 las mujeres fallecidas a causa de la violencia de género. Este año, la primera víctima falleció, a manos de su pareja –un alemán de 59 años- el 4 de enero. A partir de ahí, han sido asesinadas 36 mujeres, sin contabilizar otras víctimas de la violencia domésticas –como hijos, padres o madres-, ni los casos que no son considerados como tal por los investigadores. Y por todas ellas, la concejalía de la Mujer ha convocado concentraciones silenciosas para condenar sus asesinatos.

Además, la corporación municipal se comprometió a apoyar a las organizaciones sociales que defienden la igualad y específicamente a las mujeres que trabajan con víctimas de la violencia de género. El Ayuntamiento continuará poniendo en marcha programas educativos y campañas donde los hombres sean una herramienta más para erradicar esta violencia e impulsará programas específicos para abordar la situación de las mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad en la ciudad.


Por último, el Ayuntamiento se comprometió a colaborar con la Comunidad de Madrid y el Gobierno central para poner a disposición de las mujeres víctimas todos los recursos que necesiten, al tiempo que solicitarán a ambas administraciones que aumenten las partidas que transfieren a las corporaciones locales para aumentar las actuaciones contra la violencia de género, en desarrollo de las actuaciones recogidas en la ley 3/2004. Todos los compromisos de la moción se están llevando a cabo.

Imágenes