Usted está aquí: Inicio / Noticias / El alcalde visita las reanudadas obras del nuevo parque de bomberos y ratifica que estarán concluidas antes de fin de año

El alcalde visita las reanudadas obras del nuevo parque de bomberos y ratifica que estarán concluidas antes de fin de año

José María Fraile recuerda a la Comunidad de Madrid que esta dotación debe ir acompañada de un refuerzo en el número de efectivos.
12/07/2012

El alcalde de Parla, José María Fraile, ha visitado este jueves las obras del nuevo Parque de Bomberos de la localidad, unos trabajos que se han reanudado tras el acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento con la empresa constructora y que, tal y como ha ratificado el regidor, concluirán antes de que finalice el presente año.

Fraile, que ha estado acompañado por miembros del equipo de Gobierno, por el director de Zona Centro de Asiggnia Infraestructuras S.A, Francisco Jiménez Iniesta, y por el jefe de Obra, Fernando Sánchez, ha subrayado el cumplimiento de su compromiso para que esta dotación esté operativa en el plazo previsto, después de que el Ayuntamiento de Parla, la dirección facultativa de la obra y la empresa constructora firmaran el acta de reinicio de obras que establece que la construcción seguirá su curso con normalidad y que el Parque de Bomberos estará terminado antes del 31 de diciembre de este año.

El alcalde ha visitado las instalaciones para comprobar de primera mano el estado de las obras, que avanzan a muy buen ritmo y que vienen a confirmar que esta dotación, fundamental para la ciudad y para los municipios del entorno a los que presta servicio, estará operativa dentro de muy pocos meses.

“El compromiso, a parte del convenio y del acuerdo con la Comunidad de Madrid, es con los bomberos y con los vecinos de la ciudad, con el objetivo de contribuir a que el servicio de extinción de incendios sea el mejor posible en la ciudad y en el entorno”, ha señalado el primer edil, quien ha remarcado que la edificación “estará terminada el 31 de diciembre” atendiendo de esta forma a las reivindicaciones de los propios bomberos.

“Hemos tenido estos últimos días alguna situación preocupante que nos han trasladado los propios bomberos, ya que en algunas salidas el parque se ha quedado sin efectivos. Hay falta de efectivos y de material, y esta demanda quiero reiterarla, porque las instalaciones deben ir acompañadas de un incremento de funcionarios ya que ellos mismos nos han hecho llegar esa preocupación por la falta de efectivos”, ha explicado Fraile.

Asimismo, el regidor ha insistido en el “esfuerzo” que supone para el Ayuntamiento de Parla y para los ciudadanos esta instalación, en la que el Consistorio invertirá 8,5 millones de euros entre la construcción del parque y la urbanización de la zona exterior. “El Ayuntamiento y los ciudadanos están haciendo un gran esfuerzo para que el parque sea lo mejor posible y dé el mejor servicio; hay que poner en valor ese esfuerzo que está haciendo la ciudad en temas que podían ser motivo de reflexión por parte de la Comunidad de Madrid”, ha apostillado.

Por su parte, el sargento del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid Francisco Vaquero Pulido se ha mostrado “encantado” con la nueva instalación, y ha explicado que el actual parque, que se construyó “hace más de 30 años”, se ha quedado “obsoleto”. “Lo que queríamos en un principio era que esto se pudiera retomar, estamos encantados y cuanto antes se acabe, mejor para todos”, ha agregado.

Instalaciones y accesos

El nuevo Parque de Bomberos de Parla se levanta en una parcela de 7.000 metros cuadrados de extensión situada en la carretera de Parla a Pinto, en un enclave estratégico y privilegiado para facilitar el acceso de las dotaciones tanto a la M-408 como a la A-42 e incluso a la A-4.

El edificio que albergará a los efectivos del Cuerpo cuenta con 2.700 metros cuadrados de superficie útil, y estará equipado con las últimas tecnologías y los sistemas de climatización que garantizan el máximo confort para los funcionarios. El Parque se distribuye en planta sótano, planta baja, planta primera y cubierta, con dos espacios diferenciados y separados por el lugar reservado al estacionamiento de los vehículos, concretamente el edificio de residencia-jefatura y la nave.

En el primero de ellos se situarán los vestuarios, aseos, despachos, 14 dormitorios, gimnasio, comedor, cocina, aulas y espacios de descanso, todo pensado para dotar de la mayor comodidad posible a los efectivos durante su permanencia en el Parque. La nave, por su parte, albergará un taller, un espacio de recarga de botellas de oxígeno y un almacén, entre otros usos.

El Parque de Bomberos, además, estará sujeto a futuras ampliaciones debido a la extensión de la parcela.

Especialmente relevante será la posibilidad de controlar desde la propia instalación dos semáforos que se ubicarán en el vial de acceso al Parque y en la M-408, de manera que ambos podrán cortar el tráfico en caso de urgencia para facilitar la salida de los bomberos en caso de necesidad.

Imágenes
Información adicional