Usted está aquí: Inicio / Noticias / Concentración en repulsa por el asesinato de una vecina de la cercana localidad de Alcorcón

Concentración en repulsa por el asesinato de una vecina de la cercana localidad de Alcorcón

El Ayuntamiento de Parla ha vuelto a concentrarse un día más para mostrar su más enérgica repulsa por un nuevo asesinato de violencia de género. La víctima es Hortensia Martín, una mujer de 72 años, vecina de Alcorcón, que ha sido presuntamente asesinada por su marido, de 74 años. Hortensia había denunciado en dos ocasiones a su marido por malos tratos, pero retiró las denuncias "por cariño" y "por miedo", porque la justicia "va muy lenta" y "tenía que seguir viviendo con él".
06/11/2008

Así lo ha explicado Mario Domínguez, uno de los tres hijos del matrimonio, quien acudió al domicilio paterno junto a otro hermano y avisó a la policía tras descubrir el cadáver y sospechar que había muerto a manos de su padre, Carlos Domínguez, de 75 años cumplidos el martes. Mario cree que su madre podría llevar muerta desde la noche del lunes, después de que ese día Carlos profiriera gritos en su casa y en el descansillo de la escalera, por lo que tuvo que ser trasladado a un centro sanitario, donde tras permanecer varias horas volvió a su domicilio. "Siempre decía que le molestaban los lloros de mi madre", recordó Mario, quien recalcó que la muerte "se podía haber evitado". La pareja llevaba más de 47 años casada y tras estar un tiempo separados él había vuelto hace un año al domicilio conyugal.

Con esta concentración se cumple una moción aprobada el pasado mes de noviembre, con la unanimidad de los tres grupos políticos, que tenía entre sus objetivos manifestar la enérgica repulsa a la violencia contra las mujeres y trabajar con las administraciones central y regional para poner todos los recursos posibles a disposición de las mujeres víctimas. Para ello, se adquirió el compromiso de convocar concentraciones silenciosas ante cada crimen machista que se produzca.

Este compromiso se está cumpliendo y, sólo en lo que va de año, la concejalía de Mujer ha realizado más de una treintena de concentraciones. La de hoy, se celebra en repulsa por el asesinato de una mujer, en Logroño, que fue apuñalada por su ex pareja –que posteriormente se suicidó-, sobre el que pesaba una orden de alejamiento desde que, en marzo, la mujer le denunciara por malos tratos.
La triste lista de víctimas a las que se rinde homenaje con estas concentraciones, arrancó el 18 de noviembre de 2007, cuando una mujer de nacionalidad china fue asesinada por su ex pareja –que después se suicidó- en Gran Canaria. Al final de ese año eran 70 las mujeres fallecidas a causa de la violencia de género. Este año, la primera víctima falleció, a manos de su pareja –un alemán de 59 años- el 4 de enero. A partir de ahí, han sido asesinadas 36 mujeres, sin contabilizar otras víctimas de la violencia domésticas –como hijos, padres o madres-, ni los casos que no son considerados como tal por los investigadores. Y por todas ellas, la concejalía de la Mujer ha convocado concentraciones silenciosas para condenar sus asesinatos.

Además, la corporación municipal se comprometió a apoyar a las organizaciones sociales que defienden la igualad y específicamente a las mujeres que trabajan con víctimas de la violencia de género. El Ayuntamiento continuará poniendo en marcha programas educativos y campañas donde los hombres sean una herramienta más para erradicar esta violencia e impulsará programas específicos para abordar la situación de las mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad en la ciudad.


Por último, el Ayuntamiento se comprometió a colaborar con la Comunidad de Madrid y el Gobierno central para poner a disposición de las mujeres víctimas todos los recursos que necesiten, al tiempo que solicitarán a ambas administraciones que aumenten las partidas que transfieren a las corporaciones locales para aumentar las actuaciones contra la violencia de género, en desarrollo de las actuaciones recogidas en la ley 3/2004. Todos los compromisos de la moción se están llevando a cabo.

Imágenes