Usted está aquí: Inicio / Noticias / Cientos de vecinos disfrutaron este fin de semana del Mercado Medieval de Parla

Cientos de vecinos disfrutaron este fin de semana del Mercado Medieval de Parla

El alcalde acudió a la inauguración acompañado por distintos concejales de la corporación municipal, y se interesó por conocer las peculiaridades de esta feria
07/10/2013

El Mercado Medieval de Parla se ha convertido, sin duda, en uno de los acontecimientos más esperados por los vecinos, dada la gran afluencia de público que siempre ha tenido y muy especialmente, como en este caso, cuando el buen tiempo acompaña.

Durante los tres días que ha estado instalada en la avenida Juan Carlos I, los vecinos se han acercado hasta esta feria medieval para conocer los productos que ofrecían más de medio centenar de tenderetes, degustar carnes asadas y bebidas o entretenerse con los continuos pasacalles y espectáculos que se sucedieron en el recinto.

Entre los puestos más curiosos de este mercado han estado el taller de vidrio y la herrería, a las que el público se acercó para conocer estas antiguas labores artesanas y la forma en la que se fabricaban antiguamente los forjados y los artículos de cristal.

El alcalde de Parla, José María Fraile, acudió a ala inauguración del Mercado Medieval acompañado por la primera Teniente de Alcalde, María José L. Bandera, el concejal de Presidencia, Pablo Sánchez, el concejal de Cultura, Gonzalo de la Puerta y la concejala del Área Social, María Antonia González, entre otros miembros de la corporación municipal, que se interesaron por conocer las peculiaridades de los puestos de los comerciantes y los productos que ofrecían.

Entre la oferta de este año podían encontrarse jabones naturales, cerámica, bisutería, zapatos, creaciones en madera, aunque la parte destacada del mercado también fueron los puestos dedicados a la alimentación con chacinerías, encurtidos, quesos, dulces, empañadas y, para mejorar la digestión, hierbas para tomar en infusión.

Además de la posibilidad de comprar productos o hacer una parada para degustar la gastronomía tradicional de la época, el mercado ha ofrecido numerosas actividades lúdicas pensadas para todos los públicos, pero especialmente para los más pequeños, como exhibiciones de vuelo de cetrería, conciertos musicales de la época, actuaciones de bufones y duendes, espectáculos de tragafuegos, elfos, dragones y hadas.

Imágenes